Venenos vegetarianos

Podría pues llegarse, equivocadamente, a la conclusión, de que comer sano es comer vegetariano.

Sin embargo, hay muchos vegetarianos que lucen un aspecto que no parece saludable. Y es que hay que tener en cuenta que no todo lo vegetariano es saludable.

A continuación os relaciono alimentos vegetales que son pro-inflamatorios y que conviene eliminar de la dieta:

  • Fritos Freír los alimentos aumenta el consumo de grasas y calorías, más aún si se empanan o rebozan los alimentos antes de freírlos porque todavía absorben más cantidad de grasa. El alto contenido de grasa y calorías en los alimentos fritos aumenta el riesgo de problemas de salud.Los alimentos altos en grasa, como los alimentos fritos, son también más calóricos y nos hacen más propensos a tener sobrepeso u obesidad , aumentan el riesgo de sufrir accidentes cerebro vasculares y enfermedades del corazón, de aumentar nuestro colesterol y de sufrir diabetes tipo 2.
  • Azúcar refinado o azúcar blanco El azúcar refinado provoca:
    • Aumento de los niveles de insulina en sangre
    • Obesidad
    • Problemas cardíacos
    • Enfermedades como diabetes, caries, artritis, cáncer, hipoglucemia,
    • Ostereoporosis
    • Adición

    El azúcar es un anti nutriente que impide la absorción de otros nutrientes.

    Lo mejor para endulzar las comidas es endulzar con la propia comida. Por ejemplo: con dátiles, zanahorias, plátanos, coco, mango,… También la miel cruda sin pasteurizar es un endulzante natural óptimo, si bien hay que tener en cuenta que si los veganos estrictos no toman miel porque proviene de los animales.

    Buenas opciones vegetarianas para endulzar son el sirope de ágave y sirope de arce, ambos provienen de vegetales pero han sido procesados.

    coffee-1543243_1920
    “Venenos vegetarianos”, azúcar, café y leche
  • Leche, lácteos y derivados El 87% de la proteína de la leche es la caseína. La caseína afecta el ADN de las células y las hace más permeables a los carcinógenos.Hay que tener en cuenta que los antibióticos y hormonas que se dan hoy en día a los animales pasan a la leche.Si se deja de tomar leche de origen animal, ¿podemos tener problemas de falta de calcio? No, porque el mayor aporte de calcio lo da la lechuga, el brócoli, las espinacas, la col rizada, el diente de león, los frutos secos y las semillas. De hecho, la osteoporosis (enfermedad esquelética que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro de la micro arquitectura de los huesos, lo que supone un aumento de la fragilidad de los huesos y del riesgo de sufrir fracturas) es bastante rara e infrecuente en culturas que se alimentan principalmente de vegetales.

    Es cierto que la leche tiene un alto contenido en calcio, pero el cuerpo humano no asimila ese calcio. ¿Por qué? Porque la leche es rica en proteína animal (igual que la carne) y por tanto acidifica el organismo. Para neutralizar el exceso de acidificación el organismo utiliza las reservas alcalinas del cuerpo manteniendo de ese modo el Ph de la sangre. Al utilizar las reservas alcalinas se queda sin calcio, por lo que indirectamente la leche produce descalcificación de huesos y dientes y favorece la osteoporosis.

  • Harinas, repostería, pastelería y bollería Las harinas y repostería representan una fuente importante de calorías, pero además, no nos aportan micronutrientes. Los productos de pastelería, dulces, pastas, etc. son alimentos con un contenido calórico significativo, por ello debemos limitar mucho su consumo si queremos realizar ingestas sin excedernos en calorías. Por norma general proporcionan alrededor de 400 Kcal por 100 g de producto, llegando hasta las 500 Kcal en algunos casos como las masas de hojaldre o la pasta brisa. Pero no todo son las calorías, debemos tener en cuenta que lo que más nos proporcionan este tipo de alimentos son aportes de azúcares e hidratos de carbono.
  • Trigo y derivados El trigo aumenta el nivel de glucosa en sangre y por tanto provoca ansias de comer.A pesar de que contiene muchos nutrientes, su consumo se relaciona con enfermedades autoinmunes, hipotiroidismo y erupciones cutáneas.Contiene 15 opiáceos, por lo que es adictivo, y estimula las ganas de comer.

    wheat-8762_1920

  • Café, alcohol y tabaco A pesar de que no son propiamente alimentos, no quiero dejar de mencionarlos en este blog. Son tóxicos y adictivos. Son drogas de abuso potencial y presentan toxicidad. Riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y hepáticas y cáncer.No hace falta extenderse más en este tipo de drogas porque por todos es conocida su toxicidad, sus efectos y consecuencias para la salud, y requerirían de un blog monográfico específico.He de confesar mis pecados: tomo café cada día, y alcohol y tabaco los fines de semana y en actos sociales. Supongo que algún día dejaré estos venenos. Mientras, compenso su toxicidad comiendo sano y saludable a tope.
  • El gluten A pesar de que no soy celíaca ( al menos nunca me he hecho las pruebas y no padezco una clara intolerancia), he dejado de ingerir gluten con carácter habitual. La consecuencia ha sido clarísima y rapidísima: me he deshinchado. Recomiendo a todo el mundo que deje de tomar gluten.El trigo que ingerían nuestros antepasados y que salvó a tantas poblaciones del hambre y de la miseria, sobretodo en épocas de guerras y post guerras, era muy diferente en forma y calidad del que comemos hoy día.Antiguamente el trigo se mezclaba con otros cereales y frutos secos. Aproximadamente desde el año 1800 se empezó a moler el trigo hasta convertirlo en harina blanca refinada de trigo con un alto contenido en gluten.

    El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como el trigo, la cebada y el centeno . El gluten carece de valor nutricional pero tiene un alto valor tecnológico. Es el responsable de la elasticidad de la masa de harina, confiriendo la consistencia esponjosa de panes y masas horneados.

    El término “gluten” proviene del griego y significa pegamento, obviamente por sus propiedades de adhesión y elasticidad. Cuando ese pegamento entra en contacto con los intestinos interfiere en la absorción de nutrientes de los alimentos que hemos ingerido. Incluso las personas que no padecen alergia al trigo están introduciendo en su sistema digestivo un “adhesivo” que provoca estreñimiento, hinchazón y gases.

    Por tanto, el trigo que se consume hoy día está muy procesado y manipulado y el cuerpo humano no lo reconoce como un alimento natural sino como un alimento tóxico. Es un alimento que necesita ser procesado para ser ingerido (no podemos digerir una espiga de trigo en su estado original) y por tanto no es ningún alimento natural.

    Después de consumirlo se produce la leucocitosis (aumento de los glóbulos blancos en sangre y consiguiente fatiga). El cuerpo no dispone de enzimas para digerirlo completamente.

    El trigo acidifica el organismo por su contenido en ácido fítico. Para neutralizar el ácido y mantener el Ph de la sangre el cuerpo utiliza sus reservas alcalinas y en consecuencia se descalcifica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s