Abre la puerta al cambio

Cuando mi cuñada Laura, que hace pocas semanas ha tenido un bebé precioso, me dijo que le preparara un menú para poder “sacarse” esos kilos que le sobran y que ha cogido durante el embarazo, vi la oportunidad de crear este post para que las indicaciones que contiene sirvan a todo aquél que quiera, por un lado, recuperar su silueta y perder esos kilos que con el tiempo haya podido acumular y, por otro lado, iniciar el camino hacia una nueva manera de alimentarse más sana y saludable.

Te puedo asegurar que si eres capaz de seguirlo durante sólo 15 días notarás los efectos beneficiosos que produce en muchos ámbitos (bienestar, salud, belleza, …) y probablemente “te enganches” a este tipo de alimentación.

CONSIDERACIONES PREVIAS

Este menú está dirigido a personas sanas y  no obesas  que desean hacer un cambio en su alimentación y quieren perder esos kilos que les sobran. Su seguimiento no comporta limitaciones de cantidades en los alimentos a ingerir. Es importante tomar las cantidades necesarias para sentirse lleno y saciado, para evitar el impulso de “picar entre horas” y/o efecto rebote de las dietas y/o ataques de hambre “arrasando” con todo aquello que encontremos en la nevera seguidos del consecuente sentido de culpa y remordimientos. Al finalizar las comidas debemos sentirnos llenos pero nuestras digestiones tienen que ser rápidas y ligeras.

Es un menú equilibrado en lo que hace referencia al aporte de los principales nutrientes que necesita el organismo para llevar una vida activa a tope. Está basado en una alimentación vegetariana y vegana, y con poco aporte de alimentos de origen animal para evitar el exceso de proteína animal y el ensuciamiento corporal y dificulta para eliminar toxinas que ésta comporta. De manera esporádica y puntual (fines de semana, actos sociales, comidas en restaurante…) podrán consumirse pescados, carnes y huevos sin que se alteren sus beneficiosos resultados.

Está basado en productos de temporada y teniendo en cuenta la época otoñal en la que nos encontramos. Las recetas tendrán que variar y readaptarse cuando el clima cambie y sea más frío o más caluroso, así que si llegado el invierno estás todavía siguiendo este tipo de alimentación, no dudes en contactar conmigo y pedirme nuevas recetas.

Propiamente no se trata de una dieta sino que es un ejemplo de cómo seguir un nuevo paradigma de alimentación saludable que a la vez nos comportará sin duda una pérdida de peso. Es una nueva forma de alimentarse que te hará sentir muy bien y te provocará un aporte increíble de energía y estar activo y de buen humor, por lo que es aconsejable acabar adoptando como habitual esta forma de alimentarse.

La disminución de peso es gradual pero constante y persigue que seas estable en tu peso ideal, sin altibajos y manteniéndote siempre igual sin esfuerzos  y sin retos inasumibles.

Si tu forma actual de alimentarte es muy diferente de la que ahora te plantearé, durante las dos primeras semanas podrás notar un efecto détox en tu organismo, por lo que quizás notes un aumento de gases, un poco de dolor de tripa, y también, como efecto de la eliminación de toxinas incluso que te salgan algunos granitos en la cara. Todo ello desaparecerá si persistes y tienes un poco de paciencia, 15 días serán suficientes para que desparezcan estos efectos los cuales no dejan de mostrar que nuestro cuerpo está purificándose y limpiándose por dentro.

Quiero puntualizar que probablemente, y sobretodo al principio, no te “chuparás los dedos” con la cocina natural y saludable, puesto que a nivel de sabor, aunque te resultará sorprendentemente buena, no puede competir con el sabor tan adictivo de los alimentos industriales y procesados. Sin embargo, el comer debe ser un placer, no un sacrificio ni aportarte sensaciones negativas, por lo que si si alguno de los platos o recetas que incluyo no son de tu agrado, contacta conmigo y los sustituimos por otros.

He intentado que todos los ingredientes de los menús sean fáciles de encontrar en supermercados habituales. Quizás me atrevería a decir que sólo pueden costarte encontrar la remolacha cruda, el cuscús integral de espelta , el trigo sarraceno y el tahini, pero son alimentos que bien por Internet, bien en tiendas especializadas de dietética podrás encontrar sin problema.

Si has tenido la paciencia de leer hasta aquí, y sigues interesado/a en ver en qué consiste este menú de iniciación que te propongo, haz click aquí.

Ánimo y adelante! Consúltame cualquier duda y pregunta que tengas!! 😊

 

 

2 respuestas a “Abre la puerta al cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s