Agua enzimática o Rejuvelac

¿Qué es el agua enzimática?

El agua enzimática es un agua que se obtiene del remojo de semillas germinadas.

cruditeka.com

¿Quién descubrió el agua enzimática?

Su inventora fue la Doctora Ann Wigmore, la cual patentó el nombre de “Rejuvelac” para este tipo de agua.

Ann Wigmore nació en 1909 en Lituania, si bien ya de adolescente se trasladó con sus padres a vivir a Estados Unidos.

De joven, tuvo un accidente de automóvil con el que le quedaron gravemente dañadas sus piernas. Los médicos le aconsejaron la amputación para evitar la muerte por gangrena. Sin embargo, ella, rechazando este consejo, optó por experimentar su curación experimentando con germinados y hierbas silvestres ricas en clorofila. Debo decir que se movía impulsada por el recuerdo de su abuela, que era una naturalista autodidacta  y que se dedicó a curar soldados heridos en tiempo de guerra con hierbas y maleza. Y la Dra. Wigmore lo logró. Recuperó sus piernas. Incluso llegó a correr la maratón de Boston.

Posteriormente, cuando tenía 50 años de edad le diagnosticaron cáncer de colon. Sus médicos le dieron 6 meses de vida. Nuevamente volvió a aplicar su sistema de alimentación y en un año de tiempo sanó.  Fue a partir de entonces cuando, absolutamente autoconvencida de los poderes curativos de la clorofila, comenzó una profunda investigación con la “alimentación viva”: germinados, wheatgrass, raw food y rejuvelac, tan populares y aconsejados hoy día por los mejores nutricionistas.

La Doctora Wigmore creó el instituto de salud natural  “Ann Wigmore Natural Health Institute” en Puerto Rico,  que es una escuela, de reconocida fama mundial, dedicada a enseñar el Living Food Livestyle.

 

¿Por qué es recomendable el consumo de agua enzimática?

  • Es muy beneficiosa para la digestión y para la salud.
  • Aporta niveles altísimos de enzimas y bacterias probióticas benignas necesarias para tener un colon saludable.
  • Es muy rica en proteínas, dextrinas, fosfatos, lactobailos, vitamina B, vitamina C y vitamina E.
  • Regenera la flora intestinal
  • Es riquísima en antioxidantes
  • Es un potentísimo depurativo
  • Muy aconsejable para hacer batidos porque además de evitar la oxidación aporta al batido todos los beneficios antes mencionados.
  • Según su creadora Anne Wigmore, tiene potentes efectos rejuvenecedores, de ahí, que “bautizara” esta agua con el nombre de “Rejuvelac”.

¿Cómo se elabora el agua enzimática?

Es muy sencillo. Tanto, que parece increíble que el producto resultante pueda ser tan beneficioso para la salud.

Utensilios que necesitas:

  • Un bote grande de cristal de boca ancha (de unos 2 litros de capacidad)
  • Una gomita o un cordel
  • Una servilleta de papel o un papel de rollo de cocina
  • Un colador

Ingredientes:

  • Un puñado de semillas germinadas (pueden ser germinados de alfalta, de judía mungo, de soja, de puerros, de brócoli, …)
  • Agua (preferiblemente agua filtrada, aunque no es indispensable)
  • Opcional: un chorrito de zumo de limón

Proceso de elaboración:

Introduce en el bote de cristal un puñado de germinados.

Añade agua hasta llenar de líquido el tarro.

cruditeka.com

Tapa el tarro con una servilleta de papel y sujétala con una goma.

cruditeka.com

Deja reposar el tarro con el agua y las semillas germinadas en su interior durante 48 horas en un lugar tranquilo (donde no deba moverse el tarro demasiado- yo suelo tenerlo en un estante de la cocina), donde no le toque la luz solar y a temperatura ambiente.

 cruditeka.com

El agua donde hayan estado estas semillas en remojo durante 48 horas, y que habrá fermentado, es el agua enzimática. Utiliza un colador para extraer las semillas y, si quieres, añade una cucharada sopera de zumo de limón, que le dará un sabor agradable y sobre todo hará las funciones de conservante.

El agua enzimática debes conservarla en el frigorífico.

Debe consumirse en una plazo de 48 horas.

Toma uno o dos vasos al día y tu salud te lo agradecerá.

Observaciones:

Las semillas germinadas que han estado en remojo y que se han quedado en tu colador, pueden ser usadas para una segunda tanda de Rejuvelac, pero esta segunda vez sólo deberán permanecer en remojo la mitad de tiempo, es decir 24 horas. Depués de esta segunda tanda, ya no podrán aprovecharse y deberás desecharlas.

El agua enzimática tiene un sabor ligeramente ácido y a fermento, con reminiscencias gustativas a levadura. También puede tener algo de espuma.

No tiene que oler a podrido. Puede oler a ácido, pero no a podrido. Si huele mal, se te ha echado a perder, deséchala.

Es normal que tenga un color ligeramente amarillento y una consistencia algo turbia.

Si las semillas las introduces en el bote con una bolsa de ropa de germinar, no será necesario el colado del agua, y esa misma bolsita será reutilizable para la segunda tanda de agua enzimática que elabores.

Puedes comprar las semillas germinadas ya hechas o bien elaborarlas tú mismo. Si quieres saber el proceso de elaboración de los germinados, haz click aquí.

 

Rejuvenece con el agua enzimática.

Espero que te sea muy útil esta información.

Consúltame ante cualquier duda que tengas.

Besitos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s