Azuquis, un placer conocerlas

Los azukis son unas pequeñas alubias de color rojo-morado. Se denominan también “adukis” y vulgarmente suelen ser conocidas como “soja roja”. Su sabor se asemeja al de las alubias pero con un toque de dulzor.

Es un producto originario del Himalaya y muy consumido en China y Japón.

Tienen un alto valor nutritivo por contener muchos minerales, fibra y proteínas de alto valor biológico (pues poseen  todos los aminoácidos esenciales).

Es la única legumbre con efecto alcalinizante, y combate la acidosis.

Contrariamente a lo que pueda parecer son de muy fácil digestión y no provocan flatulencias.

Tienen unos efectos terapéuticos fantásticos: tonifican el riñón, las vías urinarias y el corazón. Son diuréticas y desintoxicantes  y tienen propiedades antiinflamatorias.

Ayudan a regular el buen funcionamiento hormonal gracias a su contenido en fitoestrógenos.

cruditeka.com

Cómo se cocinan

Es muy fácil:

  • Se lavan para quitar el polvo, la suciedad y eliminar las saponinas (que son los antinutrientes naturales que contienen para protegerse de los depredadores y que hacen que disminuya su valor nutricional y que se dificulte su digestión).
  • Se remojan durante toda la noche y después se desecha el agua de remojo
  • Se llevan a ebullición con una proporción de 3 partes de agua por parte de azukis. Estarán listas en unos 40 minutos. Lo ideal es que hayan absorbido toda al agua de cocción pero si cuando ya están cocidas todavía les queda algo de agua, las escurres. Sabrás que están cocidas cuando queden tiernas y las puedas aplastar fácilmente al presionarlas con tus dedos.
  • Opcional: en la olla de cocción pueden añadirse unos trocitos de alga kombu. Eso facilitará su cocción y le concederá un aporte extra de minerales. El alga kombu no le cambiará el sabor, ni la notarás.
  • Añadir la sal al final, una vez ya estén cocidas puesto que así evitas que se reblandezcan y se deshagan durante la cocción.

Cuando mi amiga Asun, hace poco más de un año, me preguntó si sabía qué eran los azukis, jamás había oído hablar de esta maravillosa legumbre. Desde que las probé, es una de mis legumbres habituales y me parecen increíblemente ricas por su fino sabor y por su facilidad de digestión. En casa gustan a todos, incluso a los más pequeños. Es una alternativa fantástica a la tradicional, indigesta y flatulenta alubia.

Por todas sus propiedades fantásticas, os he querido presentar a las azukis, y espero que como me pasó a mi, sea para ti un auténtico placer conocerlas!

Saludos y buen provecho!!!

 

Abre la puerta al cambio

Cuando mi cuñada Laura, que hace pocas semanas ha tenido un bebé precioso, me dijo que le preparara un menú para poder “sacarse” esos kilos que le sobran y que ha cogido durante el embarazo, vi la oportunidad de crear este post para que las indicaciones que contiene sirvan a todo aquél que quiera, por un lado, recuperar su silueta y perder esos kilos que con el tiempo haya podido acumular y, por otro lado, iniciar el camino hacia una nueva manera de alimentarse más sana y saludable.

Te puedo asegurar que si eres capaz de seguirlo durante sólo 15 días notarás los efectos beneficiosos que produce en muchos ámbitos (bienestar, salud, belleza, …) y probablemente “te enganches” a este tipo de alimentación.

CONSIDERACIONES PREVIAS

Este menú está dirigido a personas sanas y  no obesas  que desean hacer un cambio en su alimentación y quieren perder esos kilos que les sobran. Su seguimiento no comporta limitaciones de cantidades en los alimentos a ingerir. Es importante tomar las cantidades necesarias para sentirse lleno y saciado, para evitar el impulso de “picar entre horas” y/o efecto rebote de las dietas y/o ataques de hambre “arrasando” con todo aquello que encontremos en la nevera seguidos del consecuente sentido de culpa y remordimientos. Al finalizar las comidas debemos sentirnos llenos pero nuestras digestiones tienen que ser rápidas y ligeras.

Es un menú equilibrado en lo que hace referencia al aporte de los principales nutrientes que necesita el organismo para llevar una vida activa a tope. Está basado en una alimentación vegetariana y vegana, y con poco aporte de alimentos de origen animal para evitar el exceso de proteína animal y el ensuciamiento corporal y dificulta para eliminar toxinas que ésta comporta. De manera esporádica y puntual (fines de semana, actos sociales, comidas en restaurante…) podrán consumirse pescados, carnes y huevos sin que se alteren sus beneficiosos resultados.

Está basado en productos de temporada y teniendo en cuenta la época otoñal en la que nos encontramos. Las recetas tendrán que variar y readaptarse cuando el clima cambie y sea más frío o más caluroso, así que si llegado el invierno estás todavía siguiendo este tipo de alimentación, no dudes en contactar conmigo y pedirme nuevas recetas.

Propiamente no se trata de una dieta sino que es un ejemplo de cómo seguir un nuevo paradigma de alimentación saludable que a la vez nos comportará sin duda una pérdida de peso. Es una nueva forma de alimentarse que te hará sentir muy bien y te provocará un aporte increíble de energía y estar activo y de buen humor, por lo que es aconsejable acabar adoptando como habitual esta forma de alimentarse.

La disminución de peso es gradual pero constante y persigue que seas estable en tu peso ideal, sin altibajos y manteniéndote siempre igual sin esfuerzos  y sin retos inasumibles.

Si tu forma actual de alimentarte es muy diferente de la que ahora te plantearé, durante las dos primeras semanas podrás notar un efecto détox en tu organismo, por lo que quizás notes un aumento de gases, un poco de dolor de tripa, y también, como efecto de la eliminación de toxinas incluso que te salgan algunos granitos en la cara. Todo ello desaparecerá si persistes y tienes un poco de paciencia, 15 días serán suficientes para que desparezcan estos efectos los cuales no dejan de mostrar que nuestro cuerpo está purificándose y limpiándose por dentro.

Quiero puntualizar que probablemente, y sobretodo al principio, no te “chuparás los dedos” con la cocina natural y saludable, puesto que a nivel de sabor, aunque te resultará sorprendentemente buena, no puede competir con el sabor tan adictivo de los alimentos industriales y procesados. Sin embargo, el comer debe ser un placer, no un sacrificio ni aportarte sensaciones negativas, por lo que si si alguno de los platos o recetas que incluyo no son de tu agrado, contacta conmigo y los sustituimos por otros.

He intentado que todos los ingredientes de los menús sean fáciles de encontrar en supermercados habituales. Quizás me atrevería a decir que sólo pueden costarte encontrar la remolacha cruda, el cuscús integral de espelta , el trigo sarraceno y el tahini, pero son alimentos que bien por Internet, bien en tiendas especializadas de dietética podrás encontrar sin problema.

Si has tenido la paciencia de leer hasta aquí, y sigues interesado/a en ver en qué consiste este menú de iniciación que te propongo, haz click aquí.

Ánimo y adelante! Consúltame cualquier duda y pregunta que tengas!! 😊

 

 

Menú de iniciación de Otoño

Este post, conjuntamente con 3 post adicionales, forman una colección de menús (desayuno, almuerzo y cena) que pretenden iniciarte en una alimentación sana y saludable, basada mayoritariamente en el consumo de vegetales y productos naturales y con gran proporción de crudos. Abre la puerta del cambio  y aprovéchate de todos sus beneficios!

REGLAS GENERALES

Son reglas básicas tendentes a suprimir una serie de alimentos de tu alimentación. Si no los suprimes, el menú que te describiré a continuación no surtirá los efectos que buscamos. Tan importante es seguir las recetas como suprimir los alimentos contenidos en esta

LISTA DE ALIMENTOS PROHIBIDOS

  • Gluten: proteína principalmente contenida en el trigo y sus derivados. Te aseguro que 15 dias sin tomar gluten te desincha muchísimo. Puedes sustituir el pan por tostadas sin gluten o por tortitas de arroz o de maíz.
  • Azúcar: debes elimanarlo. También el azúcar integral. Cuidado porque hay muchos alimentos procesados que aunque no lo parezca contienen azúcar. Sustitúyelo por sirope de ágave, de arce, por miel o por azúcar de coco (muy bajo índice glucémico).
  • Sal blanca: utiliza sal rosa y evitarás retenciones de líquidos.
  • Alimentos envasados y procesados : Los procesados están llenos de aditivos y azúcares. Consume alimentos frescos, naturales y a granel.
  • Begudes amb gas ni refrescos : cal oblidar-se’n entre semana.
  • Aceite de oliva “sin apellidos”: no compres las botellas dond sólo dice “aceite de oliva”. Debe decir “aceite de oliva virgen” o mejor aún “aceite de oliva virgen extra” Enllaç amb El aceite de oliva no es oro todo lo que reluce.
  • Frutos secos: son grasas insaturadas y por tanto muy sanas y necesarias, pero deben ser crudos o naturales, no tostados ni salados.
  • Postres: fuera postres. Y si tienes necesidad de comerlos, toma cualquiera de las 4 frutas neutras: manzana, pera, piña o papaya.
  • Lácteos de origen animal: ni leche de vaca ni sus derivados. Puedes beber cualquier leche de origen vegetal (avena, soja, almendra, arroz…) pero siempre sin azúcares añadidos.

Los fines de semana puedas tomarte un respiro y, aunque con moderación, puedas saltarte las pautas de este menú.

Por cierto, un pequeño detalle: PROHIBIDO PICAR ENTRE HORAS!!!

Acceso directo a los menús:

Menú de iniciación de Otoño – Desayunos

Menú de iniciación de Otoño – Almuerzos

Menú de iniciación de Otoño – Cenas

Espero que os guste! Ya me contaréis los resultados.

Buen provecho!!!

Menú de iniciación de Otoño – Cenas

Como continuación al post “Menú iniciación de Otoño”…

 

Cenas

Receta 1: PURÉ DE VERDURAS DEL CALDO + ENSALADA DE FRUTOS ROJOS

Puré de verduras:

Hervir el contenido de un paquete de verduras para hacer caldo (zanahorias, apio, nabo, chirivía y puerro) más una patata y triturar todo junto con un poco de la misma agua con la que se ha cocido la verdura y con un poco de sal, pimienta negra, ajo seco y aceite de oliva.

Ensalada de frutos rojos:

Canónigos, cebolla tierna, arándanos o frambuesas. Todo aliñado al gusto con vinagre y aceite.

Receta 2: CREMA DE TOMATE Y AGUACATE  + ALCACHOFAS AL VAPOR

  • Crema de tomate y aguacate:

Triturar con una batidora de brazo los siguientes ingredientes: 1 aguacate, 2 tomates maduros, ½ pimiento verde, ½ cebolla, 1 vaso de agua, sal rosa, pimienta negra, aceite de oliva y perejil (opcional). Una vez servida la crema, aliñar con un chorrito de aceite de oliva y unas semillas crudas de sésamo (blancas o negras).

  • Alcachofas al vapor:

Deshojar las hojas externas y duras de las alcachofas y partirlas en dos mitades. Cocer las alcachofas al vapor (poner las mitades boca debajo de manera que el vapor se dirija directamente a la zona interna de la alcachofa). A los 20 minutos estarán listas. Aliñar con sal rosa, pimienta negra y aceite de oliva.

Receta 3: ENSALADA DE ESPINACAS CON NUECES Y GRANADA + BONIATO AL VAPOR

  • Ensalada con nueces y granada:

Sobre un lecho de espinacas en crudo añadir unas nueces, zanahoria y los granos de una granada (se extraen partiendo la granada por la mitad y golpeando cada una de las mitades cara abajo con una mano de mortero). Aliñar al gusto con vinagre y aceite.

  • Boniato al vapor

Pelar y trocear un boniato y cocerlo al vapor. Añadir con sal, pimienta negra, ajo seco y un chorrito de aceite de oliva.

Receta 4: ENSALADA DE BROTES VERDES COM MANZANA + PATÉ DE PIQUILLOS

  • Ensalada de brotes verdes con manzana

Sobre un lecho de brotes verdes añadir cebolla tierna y zanahoria y rallar por encima una manzana pelada y descorazonada. Adornar con unas pipas de girasol o pipas de calabaza. Aliñar al gusto con aceite de oliva y vinagre.

  • Paté de piquillos

Triturar con una batidora de brazo los siguientes ingredientes:

el contenido de un bote de pimientos del piquillo escurridos, ½ ajo, 5 tomates secos previamente hidratados unas 3 horas en agua (escurrir el agua), aceite de oliva, orégano y sal rosa. Acompañar con un par de tortitas de arroz o maíz.

Receta 5: CREMA DE CALABAZA Y CALABACÍN + HUEVOS DUROS

  • Crema de calabaza y calabacín

Hervir un buen trozo de calabaza, un calabacín y un puerro troceados. Triturar con un poco de agua de la ebullición, sal, pimienta negra, y aceite de oliva.

  • Huevos duros

Cocer los huevos llevándolos a ebullición durante unos minutos. Pelarlos y partirlos por la mitad. Aliñarlos con un poco de sal rosa, pimienta negra y aceite de oliva.

Salud!!!

Menú de iniciación de Otoño – Almuerzos

Como continuación al post “Menú iniciación de Otoño”…

 

Te indico 5 almuerzos, que son las comidas principales, una para cada día de lunes a viernes. En todos los casos es imprescindible que en la base del plato haya hoja verde abundante (canónigos, lechuga romana, rúcula, brotes, espinacas,…). Debes siempre hacer un “lecho de hoja verde cruda” con el que acompañarás los cereales, pseudocereales o legumbres que se incluyen en las comidas.

La comida consiste en un plato único, pero puedes comer sin límite de cantidad, hasta saciarte.

Los cerales, pseudocereales y legumbres lógicamente deben cocerse hirviéndose con agua y sin sal. Después se escurre y se vuelve a poner dentro de la olla que ya estará fuera del fuego. Es entonces cuando se le añaden las verduras de las recetas, previamente peladas y troceadas, en crudo. Al mezclarlas con el alimento recién cocido se aprovecharán del calor residual que éste desprenda y aunque seguirán siendo crudas quedará su textura “al dente” y podrás comerlas fácilmente sin tener la sensación de que están crudas.

Una vez incorporadas las verduras y hortalizas se aliñan con la sal, el aceite de oliva y el resto de espécies y condimentos que indica la receta.

Receta 1: QUINOA A LA ITALIANA

Hervir la quinoa y una vez escurrida añadir:

Aceitunas negras deshuesadas partidas por la mitad, champiñones, tomates cherry y cebolla tierna. Mezclar con la quinoa recién cocida y aliñar con :

Sal rosa, pimienta negra, ajo seco y un buen chorrito de aceite de oliva.

Servir sobre un lecho de hoja verde y espolvorear un poco de orégano.

Receta 2: LENTEJAS ROJAS ESTILO HINDÚ

Hervir las lentejas rojas ( 15-20 minutos de ebullición) y añadir:

Cebolla tierna, zanahorias, tomate y pimiento rojo. Mezclar y aliñar con :

Sal rosa, pimientón, cúrcuma, ajo seco, tomillo seco y aceite de oliva.

Servir sobre lecho de hoja verde cruda.

Receta 3: CUSCÚS INTEGRAL DE ESPELTA

Poner en un cazo u olla una tacita y media de agua por persona y llevar a ebullición. Cuando hierva el agua, retirar el cazo del fuego y verter una tacita de cuscús por persona.

El cuscús absorberá el agua en 5 minutos.

Después añadir puerro, calabacín, remolacha y apio. Mezclar todo junto  y aliñar con :   Sal rosa, pimienta negra, ajo seco, romero seco y un chorrito de aceite de oliva.

Servir sobre lecho de hoja verde cruda.

Recepta 4: PASTA SIN GLUTEN CON SALSA PESTO

Hervir la pasta con agua y sal siguiendo las indicaciones y tiempo del fabricante. Escurrir el agua.

Mientras hierve la pasta, preparar la salsa pesto triturando con una batidora de brazo los siguientes ingredientes:

150 ml de aceite de oliva, un puñado de hojas frescas de albahaca, un puñado de piñones o anacardos o almendras crudas, un trocito de cebolla, sal rosa, pimienta negra y medio ajo. Sobre un lecho de hoja verde cruda servir la pasta y por encima de ésta verter la salsa pesto. Para simular el queso rallado puedes espolvorear unos copos de levadura nutricional.

Recepta 5: ARROZ INTEGRAL  CON SALSA DE TOMATE

Hervir el arroz integral en una olla con agua y sal durante unos 45 minutos.

Mientras se cuece el arroz preparar la salsa de tomate rallando unos tomates y dejándolos macerar aliñados con sal rosa, pimienta negra, ajo seco, perejil seco o fresco y aceite de oliva.

Servir el arroz sobre un lecho de hoja verde cruda y sobre él verter la salsa de tomate.

Salud!

Menú de iniciación de Otoño – Desayunos y Meriendas

Como continuación al post “Menú iniciación de Otoño”

Desayunos

Los desayunos son libres, pero siempre teniendo en cuenta respetar la lista de alimentos prohibidos. En realidad, si respetas la lista, verás que no son tan libres.

Lo ideal sería tomar un batido verde (enllaç amb Batidos y zumos verdes del Baúl) pero si te da pereza o crees que es demasiado verde para empezar el cambio, puedes tomar un café con leche vegetal o un zumo de naranja natural recién exprimido con unas tostaditas sin gluten o unas tortitas de arroz acompañado de cualquier paté vegetal (en Cruditeka encontrarás recetas riquísimas de patés vegetales) o con pimientos del piquillo o con un poco de aceite y frutos secos.

A media mañana y para merendar

Si a media mañana o a media tarde sientes necesidad de comer alguna cosa es la hora de la fruta. 1 pieza de la fruta que quieras , y si comes dos frutas, que sean del mismo tipo. Si combinas, al menos que una de las dos piezas sea una fruta neutra (recuerda, piña, pera, manzana o papaya).

Salud!

1, 2, 3, responda otra vez!

La bondad de consumir vegetales, a nivel de salud, es indiscutible. Cualquier médico, nutricionista, dietista, siga la corriente o tendencia que siga, recomienda una dieta rica en vegetales. Los beneficios que aportan los vegetales para la salud no se cuestionan.

La OMS recomienda para los adultos lo siguiente (y copio literalmente):

“Para tener una alimentación sana es preciso:

  • comer frutas, verduras, legumbres (por ejemplo, lentejas, judías), frutos secos y cereales integrales (por ejemplo, maíz, mijo, avena, trigo o arroz integral no procesados);
  • al menos 400 g (5 porciones) de frutas y hortalizas al día. Las patatas (papas), batatas (camote, boniato), la mandioca (yuca) y otros tubérculos feculentos no se consideran como frutas ni hortalizas.

…/…

Pero lo cierto es que las dietas “veg” son muy criticadas por ser monótonas y aburridas, crítica que no comparto en absoluto puesto que poniendo sólo un poco de imaginación y de esa creatividad que todos llevamos dentro, podemos crear ricos, sabrosos y variados platos basados en vegetales, hojas verdes, hortalizas y frutas.

Disponemos hoy día de una infinidad de verduras, y nuestra alimentación será mejor cuanto más variadas las consumamos. No olvidemos que en cuantos a sus propiedades unas se complementan con otras. No nos limitemos a consumir las verduras de toda la vida (judías verdes, acelgas y espinacas).

Te propongo un juego:

¿Recuerdas el concurso televisivo del Un, Dos, Tres, con su calabaza Ruperta como mascota? Para los que ya tenemos una edad, ese concurso es inolvidable, ¿verdad? Pues si  Chicho Ibáñez Serrador o Mayra Gómez Kemp hubieran preguntado a sus concursantes, por ejemplo,  “Nombres de verduras y hortalizas, Un Dos Tres responda otra vez!, las respuestas hubieran resultado interminables.  

Fíjate en la larga lista que me viene a la cabeza, sin pensar demasiado:

Judías verdes, acelgas, espinacas, ajos, ajetes tiernos, pimientos (verdes, amarillos, naranjas, rojos), tomates, alcachofas, calabaza, calabacín, berenjenas, puerros, cebollas, apio, guisantes, rábanos, espárragos verdes, nabos, pepinos, habas, brócoli, berros, lechuga de todos tipos (cogollos, romana, trocadero, hoja de roble, Batavia, escarola), alfalfa, canónigos, rúcula, col repollo de hoja blanca, col china, col de Bruselas, col lombarda, remolacha, zanahoria, cardos, borraja, diente de león, endibias, setas en todas sus modalidades (champiñones, shiitake, portobello, trompetas de la muerte, ceps, camagrocs, níscalos…), guindillas, piquillos, bimi, pak choi, coliflor y algas o verduras del mar.

Y eso sin contar a las frutas. Probemos con ellas. “Nombres de frutas: Un, Dos, Tres, responda otra vez!”:

Manzana, pera, plátano, melón, sandía, arándanos, aguacate, fresas, kiwi, naranja, coco, ciruela, pomelo, uva, tamarindo, piña, melocotón, maracuyá, nectarina, mango, limón, higo, dátil, caqui, cereza, chirimoya, albaricoque, aceituna, frambuesa, noni, níspero, papaya, grosella, membrillo, granada, mandarina, guanabana, lima y  litchi. 

“Frutos secos, Un, Dos, Tres, responda otra vez!”:

Almendras, piñones, pistachos, higos secos, almendras, orejones, nuez en todas sus variedades (de Brasil, de California, común, pecana, macadamia), anacardos, avellanas, castaña, uvas pasas, semillas de calabaza, semillas de cáñamo, semillas de girasol, semillas de lino, semillas de sésamo, cacahuetes y dátiles secos.

Más de 100 variedades distintas que combinadas entre sí aportan un sabor, un color y un olor fantásticos a nuestros platos. Y seguro que por olvido o por desconocimiento habré omitido un sinfín de productos.  Te propongo que me vayas aportando nuevos nombres a estas listas, y juntos las iremos completando. Venga, anímate!

Y, ya sabes, Un, Dos, Tres, responda otra vez!!!

Infusión “Top 10 Digestive”

Elaboración: 5′ (preparación mezcla) + 5′ (Infusión) | Personas:  | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • Un puñado de cada una de estas 10 hierbas aromáticas:
    • Malva
    • Salvia
    • María Luisa
    • Anís (verde molido, estrelado o ambos)
    • Cardo Mariano
    • Manzanilla
    • Melisa
    • Menta
    • Tomillo
    • Romero

Elaboración

Se trata simplemente de mezclar en un bol todas las hierbas citadas en los ingredientes y ponerlas en un bote para tenerlas a disposición cada vez que las queramos infusionar.

cruditeka.com

El resultado es espectacular, fíjate qué bonito!!!

cruditeka.com

Llevar agua a ebullición e infusionar una cucharadita colmada de la mezcla de hierbas por cada taza de agua. Endulzar al gusto.

cruditeka.com

cruditeka.com

cruditeka.com

Salud!

Remedios para el estreñimiento

Definición de estreñimiento: “Alteración del intestino que consiste en una excesiva retención de agua en el intestino grueso y el consiguiente endurecimiento de las heces, por lo cual se hace muy difícil su expulsión”.

Por todos son ya conocidas las causas que, con  mayor frecuencia y cuando no padecemos graves enfermedades, provocan estreñimiento:

  • Falta de ejercicio, sedentarismo y sobrepeso.
  • Falta de agua y de hidratación
  • Dependencia de medicinas laxantes o de remedios “naturales” de herboristería.
  • Estrés crónico, nervios, insomnio o ansiedad.
  • Dietas inadecuadas pobres en fibra y excesivamente altas en carbohidratos, grasas y basadas en productos procesados y refinados. Recordemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja un mínimo de 30 gr. de fibra al día y que para un correcto funcionamiento intestinal deberíamos consumir un mínimo de 500 gr. vegetales diarios.

En general, hacer ejercicio de 3 a 5 veces por semana, beber mucha agua, no tomar medicinas laxantes sin receta médica, llevar un estilo de vida más tranquilo y aumentar la ingesta de frutas, hortalizas y hojas verdes son hábitos saludables que no sólo evitarán que padezcamos estreñimiento sino que además mejorarán muchísimo nuestra salud y nuestra calidad de vida.

Sin embargo, y aunque ya tengamos estos buenos hábitos adquiridos, todos estamos expuestos a sufrir esporádica o puntualmente algún episodio de estreñimiento. Suele pasar por ejemplo, cuando cambiamos de baño y debemos utilizar uno que no es el nuestro. También cuando salimos de viaje e ingerimos pocas fibras y demasiados postres calóricos y/o sólo comemos verduras como acompañamiento.

Pues bien, cuando sufráis alguno de estos episodios indeseados podéis acudir a estos dos remedios que os doy a continuación. Son infalibles para solucionar el incómodo estreñimiento. Son remedios 100% naturales, 100% sanos, saludables y beneficiosos para nuestro organismo, 100% eficaces, y 100% fáciles y rápidos de preparar.

REMEDIO 1: Agua de remojo de semillas de lino

cruditeka.com

Dejad en remojo una taza de semillas de lino. Son muy filaginosas y al remojarlas soltarán los mucílagos que contienen formando una especie de gel. Este gel suaviza las paredes intestinales y ayuda al tránsito intestinal. Pues bien,  coláis las semillas y bebéis el líquido resultante, que será el resultado del agua de remojo junto con el gel de los mucílagos. Además, es un remedio fantástico para las puntas del pelo puesto que las suaviza sin engrasar.

Las semillas no las desechéis, pues contienen grandes cantidades de Omega 3,  aprovechadlas para hacer unos Crackers de semillas de Lino, simplemente añadiendo un poco de sal y de hierbas al gusto (orégano, tomillo, romero..) y extendiendo la mezcla una bandeja de horno forrada con papel de hornear.  Hornear a 150º durante unos 20 minutos y listos.

Aprovecho para recomendaros también los Crackers de semillas de lino, chía y girasol de Cruditeka. Facilísimos y rápidos de hacer, os aseguro que encantan a todo el que los prueba.

REMEDIO 2: Ciruelas secas remojadas en agua y su agua de remojo

cruditeka.com

Remojad en un vaso unas cuantas ( 4 o 5) ciruelas secas en agua durante toda la noche y por la mañana, en ayunas, os coméis las ciruelas y os bebéis el agua de remojo. Se acabó el estreñimiento!

Recordad que una alimentación equilibrada con gran cantidad de vegetales y de hoja verde es el mejor remedio para no padecer estreñimiento. En Cruditeka encontraréis multitud de recetas para combatirlo!!

Besitos!!!!

El exceso de consumo proteico

Ya vimos en el Post sobre cómo obtienen proteínas los vegetarianos, que, salvo contadísimas excepciones (tales como el mijo, la quinoa, el trigo sarraceno y la soja) los alimentos de origen vegetal no contienen los 8 aminoácidos esenciales. Por ello suele decirse que la proteína animal es de mejor calidad que la proteína vegetal.

 

¿Es cierto que la proteína vegetal tiene tan ínfima calidad?

Pues yo creo no sólo que no es cierto, sino que, por el contrario, deberíamos priorizar el consumo de proteína vegetal frente al de proteína animal. Os explico los motivos:

La proteína animal en sí misma es un factor de ensuciamiento puesto que el cuerpo humano no la puede utilizar directamente, debe desdoblarla en aminoácidos, y ese proceso provoca numeroso desechos tóxicos como el  ácido úrico, nítrico, sulfúrico y fosfórico en el organismo.

La proteína vegetal, en cambio, no contiene grasas saturadas provoca pocos residuos tóxicos y en consecuencia no agota a los órganos limpiadores de la eliminación de residuos como son el hígado y los riñones. Además, aporta fibra, muy necesaria para el sistema digestivo y para el colon.

 

Pero, ¿ingerimos suficiente cantidad de proteína si nos limitamos al consumo de proteína vegetal?

Sí, puesto que en la actualidad las dietas occidentales comportan un elevado y excesivo consumo proteico que no es beneficioso para nuestra salud.

La opulencia de la sociedad de consumo y la condición adictiva de la proteína han disparado a niveles exagerados la ingesta de proteína y con ello hemos elevado extraordinariamente el volumen de ensuciamiento de nuestro organismo.

Es significativo que la OMS (Organización Mundial de la Salud) aconseje 0,6 gr. de proteína/día/kg de peso.

Por tanto, una persona de 60 kg de peso debería ingerir 36 gr de proteína al día. Sin embargo, cuando ingerimos 100 gr. de pescado, 1huevo y 50 gr. de queso, efectuamos un aporte de 38 gr. de proteína a nuestro cuerpo. Esta cantidad  ya excede de la recomendación diaria (sin contar el resto de alimentos que podamos ingerir durante un día).

El exceso de proteínas no es eliminado por el cuerpo sino almacenado como fuente de reserva para períodos de escasez, y esto satura y contamina la sangre, las paredes vasculares y el espacio intracelular, provocando hipertensión, diabetes, arteriosclerosis, colesterol, embolias, infartos, etc.

 

¿Tiene la proteína vegetal menor valor biológico que la proteína animal?

Pues sí, ciertamente el valor biológico de la proteína vegetal es mucho menor. El valor biológico es un índice que mide la capacidad de la proteína de aportar todos los aminoácidos necesarios para los seres humanos.

Al huevo se le da valor biológico 100 por su equilibrio óptimo para nuestras necesidades. A la carne y al pescado, se les da valor 70, a las legumbres valor 60 y a las semillas valor 50.

Este índice, sin embargo, no tiene en cuenta ni la combinación de alimentos, ni la eficiencia de asimilación, y además, es un valor que no se analiza junto con la cantidad de proteína que necesitamos pudiendo provocar que si nos alimentamos basándonos en criterios de valor biológico de las proteínas produzcamos un excesivo aporte proteico a nuestro organismo.

Debemos tener en cuenta que el bajo índice biológico proteico de frutas y hortalizas se complementa con la ingesta conjunta: la carencia de algunos aminoácidos se compensa con la ingesta de alimentos de otro grupo que sí los contienen.

Los alimentos vegetales (semillas, frutas, hortalizas) aportan aminoácidos libres, que son aquellos que el cuerpo puede convertir fácilmente en proteínas sin generar tanta toxemia, ni adición, ni ensuciamiento corporal.

Por tanto, CONSUMIENDO VEGETALES VARIADOS Y BIEN COMBINADOS POTENCIAMOS SU VALOR BIOLÓGICO, superando incluso al de las carnes.

Una alimentación muy variada, basada principalmente en verduras, hojas verdes, hortalizas, frutas, semillas, algas, setas, combinado todo ello con algo de cereales y legumbres, son la base de una alimentación sana, nada ensuciante ni adictiva, limpia, libre de carencias proteicas y muy muy saludable. En consecuencia, deberíamos reducir/minimizar/eliminar (a elección de cada cuál) el consumo de proteína animal.

 

Las recetas de Cruditeka te ayudarán a realizar estas combinaciones, pruébalas!!

Salud!!