Menú de iniciación de Otoño – Cenas

Como continuación al post “Menú iniciación de Otoño”…

 

Cenas

Receta 1: PURÉ DE VERDURAS DEL CALDO + ENSALADA DE FRUTOS ROJOS

Puré de verduras:

Hervir el contenido de un paquete de verduras para hacer caldo (zanahorias, apio, nabo, chirivía y puerro) más una patata y triturar todo junto con un poco de la misma agua con la que se ha cocido la verdura y con un poco de sal, pimienta negra, ajo seco y aceite de oliva.

Ensalada de frutos rojos:

Canónigos, cebolla tierna, arándanos o frambuesas. Todo aliñado al gusto con vinagre y aceite.

Receta 2: CREMA DE TOMATE Y AGUACATE  + ALCACHOFAS AL VAPOR

  • Crema de tomate y aguacate:

Triturar con una batidora de brazo los siguientes ingredientes: 1 aguacate, 2 tomates maduros, ½ pimiento verde, ½ cebolla, 1 vaso de agua, sal rosa, pimienta negra, aceite de oliva y perejil (opcional). Una vez servida la crema, aliñar con un chorrito de aceite de oliva y unas semillas crudas de sésamo (blancas o negras).

  • Alcachofas al vapor:

Deshojar las hojas externas y duras de las alcachofas y partirlas en dos mitades. Cocer las alcachofas al vapor (poner las mitades boca debajo de manera que el vapor se dirija directamente a la zona interna de la alcachofa). A los 20 minutos estarán listas. Aliñar con sal rosa, pimienta negra y aceite de oliva.

Receta 3: ENSALADA DE ESPINACAS CON NUECES Y GRANADA + BONIATO AL VAPOR

  • Ensalada con nueces y granada:

Sobre un lecho de espinacas en crudo añadir unas nueces, zanahoria y los granos de una granada (se extraen partiendo la granada por la mitad y golpeando cada una de las mitades cara abajo con una mano de mortero). Aliñar al gusto con vinagre y aceite.

  • Boniato al vapor

Pelar y trocear un boniato y cocerlo al vapor. Añadir con sal, pimienta negra, ajo seco y un chorrito de aceite de oliva.

Receta 4: ENSALADA DE BROTES VERDES COM MANZANA + PATÉ DE PIQUILLOS

  • Ensalada de brotes verdes con manzana

Sobre un lecho de brotes verdes añadir cebolla tierna y zanahoria y rallar por encima una manzana pelada y descorazonada. Adornar con unas pipas de girasol o pipas de calabaza. Aliñar al gusto con aceite de oliva y vinagre.

  • Paté de piquillos

Triturar con una batidora de brazo los siguientes ingredientes:

el contenido de un bote de pimientos del piquillo escurridos, ½ ajo, 5 tomates secos previamente hidratados unas 3 horas en agua (escurrir el agua), aceite de oliva, orégano y sal rosa. Acompañar con un par de tortitas de arroz o maíz.

Receta 5: CREMA DE CALABAZA Y CALABACÍN + HUEVOS DUROS

  • Crema de calabaza y calabacín

Hervir un buen trozo de calabaza, un calabacín y un puerro troceados. Triturar con un poco de agua de la ebullición, sal, pimienta negra, y aceite de oliva.

  • Huevos duros

Cocer los huevos llevándolos a ebullición durante unos minutos. Pelarlos y partirlos por la mitad. Aliñarlos con un poco de sal rosa, pimienta negra y aceite de oliva.

Salud!!!

Menú de iniciación de Otoño – Almuerzos

Como continuación al post “Menú iniciación de Otoño”…

 

Te indico 5 almuerzos, que son las comidas principales, una para cada día de lunes a viernes. En todos los casos es imprescindible que en la base del plato haya hoja verde abundante (canónigos, lechuga romana, rúcula, brotes, espinacas,…). Debes siempre hacer un “lecho de hoja verde cruda” con el que acompañarás los cereales, pseudocereales o legumbres que se incluyen en las comidas.

La comida consiste en un plato único, pero puedes comer sin límite de cantidad, hasta saciarte.

Los cerales, pseudocereales y legumbres lógicamente deben cocerse hirviéndose con agua y sin sal. Después se escurre y se vuelve a poner dentro de la olla que ya estará fuera del fuego. Es entonces cuando se le añaden las verduras de las recetas, previamente peladas y troceadas, en crudo. Al mezclarlas con el alimento recién cocido se aprovecharán del calor residual que éste desprenda y aunque seguirán siendo crudas quedará su textura “al dente” y podrás comerlas fácilmente sin tener la sensación de que están crudas.

Una vez incorporadas las verduras y hortalizas se aliñan con la sal, el aceite de oliva y el resto de espécies y condimentos que indica la receta.

Receta 1: QUINOA A LA ITALIANA

Hervir la quinoa y una vez escurrida añadir:

Aceitunas negras deshuesadas partidas por la mitad, champiñones, tomates cherry y cebolla tierna. Mezclar con la quinoa recién cocida y aliñar con :

Sal rosa, pimienta negra, ajo seco y un buen chorrito de aceite de oliva.

Servir sobre un lecho de hoja verde y espolvorear un poco de orégano.

Receta 2: LENTEJAS ROJAS ESTILO HINDÚ

Hervir las lentejas rojas ( 15-20 minutos de ebullición) y añadir:

Cebolla tierna, zanahorias, tomate y pimiento rojo. Mezclar y aliñar con :

Sal rosa, pimientón, cúrcuma, ajo seco, tomillo seco y aceite de oliva.

Servir sobre lecho de hoja verde cruda.

Receta 3: CUSCÚS INTEGRAL DE ESPELTA

Poner en un cazo u olla una tacita y media de agua por persona y llevar a ebullición. Cuando hierva el agua, retirar el cazo del fuego y verter una tacita de cuscús por persona.

El cuscús absorberá el agua en 5 minutos.

Después añadir puerro, calabacín, remolacha y apio. Mezclar todo junto  y aliñar con :   Sal rosa, pimienta negra, ajo seco, romero seco y un chorrito de aceite de oliva.

Servir sobre lecho de hoja verde cruda.

Recepta 4: PASTA SIN GLUTEN CON SALSA PESTO

Hervir la pasta con agua y sal siguiendo las indicaciones y tiempo del fabricante. Escurrir el agua.

Mientras hierve la pasta, preparar la salsa pesto triturando con una batidora de brazo los siguientes ingredientes:

150 ml de aceite de oliva, un puñado de hojas frescas de albahaca, un puñado de piñones o anacardos o almendras crudas, un trocito de cebolla, sal rosa, pimienta negra y medio ajo. Sobre un lecho de hoja verde cruda servir la pasta y por encima de ésta verter la salsa pesto. Para simular el queso rallado puedes espolvorear unos copos de levadura nutricional.

Recepta 5: ARROZ INTEGRAL  CON SALSA DE TOMATE

Hervir el arroz integral en una olla con agua y sal durante unos 45 minutos.

Mientras se cuece el arroz preparar la salsa de tomate rallando unos tomates y dejándolos macerar aliñados con sal rosa, pimienta negra, ajo seco, perejil seco o fresco y aceite de oliva.

Servir el arroz sobre un lecho de hoja verde cruda y sobre él verter la salsa de tomate.

Salud!

Menú de iniciación de Otoño – Desayunos y Meriendas

Como continuación al post “Menú iniciación de Otoño”

Desayunos

Los desayunos son libres, pero siempre teniendo en cuenta respetar la lista de alimentos prohibidos. En realidad, si respetas la lista, verás que no son tan libres.

Lo ideal sería tomar un batido verde (enllaç amb Batidos y zumos verdes del Baúl) pero si te da pereza o crees que es demasiado verde para empezar el cambio, puedes tomar un café con leche vegetal o un zumo de naranja natural recién exprimido con unas tostaditas sin gluten o unas tortitas de arroz acompañado de cualquier paté vegetal (en Cruditeka encontrarás recetas riquísimas de patés vegetales) o con pimientos del piquillo o con un poco de aceite y frutos secos.

A media mañana y para merendar

Si a media mañana o a media tarde sientes necesidad de comer alguna cosa es la hora de la fruta. 1 pieza de la fruta que quieras , y si comes dos frutas, que sean del mismo tipo. Si combinas, al menos que una de las dos piezas sea una fruta neutra (recuerda, piña, pera, manzana o papaya).

Salud!

1, 2, 3, responda otra vez!

La bondad de consumir vegetales, a nivel de salud, es indiscutible. Cualquier médico, nutricionista, dietista, siga la corriente o tendencia que siga, recomienda una dieta rica en vegetales. Los beneficios que aportan los vegetales para la salud no se cuestionan.

La OMS recomienda para los adultos lo siguiente (y copio literalmente):

“Para tener una alimentación sana es preciso:

  • comer frutas, verduras, legumbres (por ejemplo, lentejas, judías), frutos secos y cereales integrales (por ejemplo, maíz, mijo, avena, trigo o arroz integral no procesados);
  • al menos 400 g (5 porciones) de frutas y hortalizas al día. Las patatas (papas), batatas (camote, boniato), la mandioca (yuca) y otros tubérculos feculentos no se consideran como frutas ni hortalizas.

…/…

Pero lo cierto es que las dietas “veg” son muy criticadas por ser monótonas y aburridas, crítica que no comparto en absoluto puesto que poniendo sólo un poco de imaginación y de esa creatividad que todos llevamos dentro, podemos crear ricos, sabrosos y variados platos basados en vegetales, hojas verdes, hortalizas y frutas.

Disponemos hoy día de una infinidad de verduras, y nuestra alimentación será mejor cuanto más variadas las consumamos. No olvidemos que en cuantos a sus propiedades unas se complementan con otras. No nos limitemos a consumir las verduras de toda la vida (judías verdes, acelgas y espinacas).

Te propongo un juego:

¿Recuerdas el concurso televisivo del Un, Dos, Tres, con su calabaza Ruperta como mascota? Para los que ya tenemos una edad, ese concurso es inolvidable, ¿verdad? Pues si  Chicho Ibáñez Serrador o Mayra Gómez Kemp hubieran preguntado a sus concursantes, por ejemplo,  “Nombres de verduras y hortalizas, Un Dos Tres responda otra vez!, las respuestas hubieran resultado interminables.  

Fíjate en la larga lista que me viene a la cabeza, sin pensar demasiado:

Judías verdes, acelgas, espinacas, ajos, ajetes tiernos, pimientos (verdes, amarillos, naranjas, rojos), tomates, alcachofas, calabaza, calabacín, berenjenas, puerros, cebollas, apio, guisantes, rábanos, espárragos verdes, nabos, pepinos, habas, brócoli, berros, lechuga de todos tipos (cogollos, romana, trocadero, hoja de roble, Batavia, escarola), alfalfa, canónigos, rúcula, col repollo de hoja blanca, col china, col de Bruselas, col lombarda, remolacha, zanahoria, cardos, borraja, diente de león, endibias, setas en todas sus modalidades (champiñones, shiitake, portobello, trompetas de la muerte, ceps, camagrocs, níscalos…), guindillas, piquillos, bimi, pak choi, coliflor y algas o verduras del mar.

Y eso sin contar a las frutas. Probemos con ellas. “Nombres de frutas: Un, Dos, Tres, responda otra vez!”:

Manzana, pera, plátano, melón, sandía, arándanos, aguacate, fresas, kiwi, naranja, coco, ciruela, pomelo, uva, tamarindo, piña, melocotón, maracuyá, nectarina, mango, limón, higo, dátil, caqui, cereza, chirimoya, albaricoque, aceituna, frambuesa, noni, níspero, papaya, grosella, membrillo, granada, mandarina, guanabana, lima y  litchi. 

“Frutos secos, Un, Dos, Tres, responda otra vez!”:

Almendras, piñones, pistachos, higos secos, almendras, orejones, nuez en todas sus variedades (de Brasil, de California, común, pecana, macadamia), anacardos, avellanas, castaña, uvas pasas, semillas de calabaza, semillas de cáñamo, semillas de girasol, semillas de lino, semillas de sésamo, cacahuetes y dátiles secos.

Más de 100 variedades distintas que combinadas entre sí aportan un sabor, un color y un olor fantásticos a nuestros platos. Y seguro que por olvido o por desconocimiento habré omitido un sinfín de productos.  Te propongo que me vayas aportando nuevos nombres a estas listas, y juntos las iremos completando. Venga, anímate!

Y, ya sabes, Un, Dos, Tres, responda otra vez!!!

Infusión “Top 10 Digestive”

Elaboración: 5′ (preparación mezcla) + 5′ (Infusión) | Personas:  | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • Un puñado de cada una de estas 10 hierbas aromáticas:
    • Malva
    • Salvia
    • María Luisa
    • Anís (verde molido, estrelado o ambos)
    • Cardo Mariano
    • Manzanilla
    • Melisa
    • Menta
    • Tomillo
    • Romero

Elaboración

Se trata simplemente de mezclar en un bol todas las hierbas citadas en los ingredientes y ponerlas en un bote para tenerlas a disposición cada vez que las queramos infusionar.

cruditeka.com

El resultado es espectacular, fíjate qué bonito!!!

cruditeka.com

Llevar agua a ebullición e infusionar una cucharadita colmada de la mezcla de hierbas por cada taza de agua. Endulzar al gusto.

cruditeka.com

cruditeka.com

cruditeka.com

Salud!

Remedios para el estreñimiento

Definición de estreñimiento: “Alteración del intestino que consiste en una excesiva retención de agua en el intestino grueso y el consiguiente endurecimiento de las heces, por lo cual se hace muy difícil su expulsión”.

Por todos son ya conocidas las causas que, con  mayor frecuencia y cuando no padecemos graves enfermedades, provocan estreñimiento:

  • Falta de ejercicio, sedentarismo y sobrepeso.
  • Falta de agua y de hidratación
  • Dependencia de medicinas laxantes o de remedios “naturales” de herboristería.
  • Estrés crónico, nervios, insomnio o ansiedad.
  • Dietas inadecuadas pobres en fibra y excesivamente altas en carbohidratos, grasas y basadas en productos procesados y refinados. Recordemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja un mínimo de 30 gr. de fibra al día y que para un correcto funcionamiento intestinal deberíamos consumir un mínimo de 500 gr. vegetales diarios.

En general, hacer ejercicio de 3 a 5 veces por semana, beber mucha agua, no tomar medicinas laxantes sin receta médica, llevar un estilo de vida más tranquilo y aumentar la ingesta de frutas, hortalizas y hojas verdes son hábitos saludables que no sólo evitarán que padezcamos estreñimiento sino que además mejorarán muchísimo nuestra salud y nuestra calidad de vida.

Sin embargo, y aunque ya tengamos estos buenos hábitos adquiridos, todos estamos expuestos a sufrir esporádica o puntualmente algún episodio de estreñimiento. Suele pasar por ejemplo, cuando cambiamos de baño y debemos utilizar uno que no es el nuestro. También cuando salimos de viaje e ingerimos pocas fibras y demasiados postres calóricos y/o sólo comemos verduras como acompañamiento.

Pues bien, cuando sufráis alguno de estos episodios indeseados podéis acudir a estos dos remedios que os doy a continuación. Son infalibles para solucionar el incómodo estreñimiento. Son remedios 100% naturales, 100% sanos, saludables y beneficiosos para nuestro organismo, 100% eficaces, y 100% fáciles y rápidos de preparar.

REMEDIO 1: Agua de remojo de semillas de lino

cruditeka.com

Dejad en remojo una taza de semillas de lino. Son muy filaginosas y al remojarlas soltarán los mucílagos que contienen formando una especie de gel. Este gel suaviza las paredes intestinales y ayuda al tránsito intestinal. Pues bien,  coláis las semillas y bebéis el líquido resultante, que será el resultado del agua de remojo junto con el gel de los mucílagos. Además, es un remedio fantástico para las puntas del pelo puesto que las suaviza sin engrasar.

Las semillas no las desechéis, pues contienen grandes cantidades de Omega 3,  aprovechadlas para hacer unos Crackers de semillas de Lino, simplemente añadiendo un poco de sal y de hierbas al gusto (orégano, tomillo, romero..) y extendiendo la mezcla una bandeja de horno forrada con papel de hornear.  Hornear a 150º durante unos 20 minutos y listos.

Aprovecho para recomendaros también los Crackers de semillas de lino, chía y girasol de Cruditeka. Facilísimos y rápidos de hacer, os aseguro que encantan a todo el que los prueba.

REMEDIO 2: Ciruelas secas remojadas en agua y su agua de remojo

cruditeka.com

Remojad en un vaso unas cuantas ( 4 o 5) ciruelas secas en agua durante toda la noche y por la mañana, en ayunas, os coméis las ciruelas y os bebéis el agua de remojo. Se acabó el estreñimiento!

Recordad que una alimentación equilibrada con gran cantidad de vegetales y de hoja verde es el mejor remedio para no padecer estreñimiento. En Cruditeka encontraréis multitud de recetas para combatirlo!!

Besitos!!!!

El exceso de consumo proteico

Ya vimos en el Post sobre cómo obtienen proteínas los vegetarianos, que, salvo contadísimas excepciones (tales como el mijo, la quinoa, el trigo sarraceno y la soja) los alimentos de origen vegetal no contienen los 8 aminoácidos esenciales. Por ello suele decirse que la proteína animal es de mejor calidad que la proteína vegetal.

 

¿Es cierto que la proteína vegetal tiene tan ínfima calidad?

Pues yo creo no sólo que no es cierto, sino que, por el contrario, deberíamos priorizar el consumo de proteína vegetal frente al de proteína animal. Os explico los motivos:

La proteína animal en sí misma es un factor de ensuciamiento puesto que el cuerpo humano no la puede utilizar directamente, debe desdoblarla en aminoácidos, y ese proceso provoca numeroso desechos tóxicos como el  ácido úrico, nítrico, sulfúrico y fosfórico en el organismo.

La proteína vegetal, en cambio, no contiene grasas saturadas provoca pocos residuos tóxicos y en consecuencia no agota a los órganos limpiadores de la eliminación de residuos como son el hígado y los riñones. Además, aporta fibra, muy necesaria para el sistema digestivo y para el colon.

 

Pero, ¿ingerimos suficiente cantidad de proteína si nos limitamos al consumo de proteína vegetal?

Sí, puesto que en la actualidad las dietas occidentales comportan un elevado y excesivo consumo proteico que no es beneficioso para nuestra salud.

La opulencia de la sociedad de consumo y la condición adictiva de la proteína han disparado a niveles exagerados la ingesta de proteína y con ello hemos elevado extraordinariamente el volumen de ensuciamiento de nuestro organismo.

Es significativo que la OMS (Organización Mundial de la Salud) aconseje 0,6 gr. de proteína/día/kg de peso.

Por tanto, una persona de 60 kg de peso debería ingerir 36 gr de proteína al día. Sin embargo, cuando ingerimos 100 gr. de pescado, 1huevo y 50 gr. de queso, efectuamos un aporte de 38 gr. de proteína a nuestro cuerpo. Esta cantidad  ya excede de la recomendación diaria (sin contar el resto de alimentos que podamos ingerir durante un día).

El exceso de proteínas no es eliminado por el cuerpo sino almacenado como fuente de reserva para períodos de escasez, y esto satura y contamina la sangre, las paredes vasculares y el espacio intracelular, provocando hipertensión, diabetes, arteriosclerosis, colesterol, embolias, infartos, etc.

 

¿Tiene la proteína vegetal menor valor biológico que la proteína animal?

Pues sí, ciertamente el valor biológico de la proteína vegetal es mucho menor. El valor biológico es un índice que mide la capacidad de la proteína de aportar todos los aminoácidos necesarios para los seres humanos.

Al huevo se le da valor biológico 100 por su equilibrio óptimo para nuestras necesidades. A la carne y al pescado, se les da valor 70, a las legumbres valor 60 y a las semillas valor 50.

Este índice, sin embargo, no tiene en cuenta ni la combinación de alimentos, ni la eficiencia de asimilación, y además, es un valor que no se analiza junto con la cantidad de proteína que necesitamos pudiendo provocar que si nos alimentamos basándonos en criterios de valor biológico de las proteínas produzcamos un excesivo aporte proteico a nuestro organismo.

Debemos tener en cuenta que el bajo índice biológico proteico de frutas y hortalizas se complementa con la ingesta conjunta: la carencia de algunos aminoácidos se compensa con la ingesta de alimentos de otro grupo que sí los contienen.

Los alimentos vegetales (semillas, frutas, hortalizas) aportan aminoácidos libres, que son aquellos que el cuerpo puede convertir fácilmente en proteínas sin generar tanta toxemia, ni adición, ni ensuciamiento corporal.

Por tanto, CONSUMIENDO VEGETALES VARIADOS Y BIEN COMBINADOS POTENCIAMOS SU VALOR BIOLÓGICO, superando incluso al de las carnes.

Una alimentación muy variada, basada principalmente en verduras, hojas verdes, hortalizas, frutas, semillas, algas, setas, combinado todo ello con algo de cereales y legumbres, son la base de una alimentación sana, nada ensuciante ni adictiva, limpia, libre de carencias proteicas y muy muy saludable. En consecuencia, deberíamos reducir/minimizar/eliminar (a elección de cada cuál) el consumo de proteína animal.

 

Las recetas de Cruditeka te ayudarán a realizar estas combinaciones, pruébalas!!

Salud!!

La pregunta del millón: De dónde obtienen las proteínas los vegetarianos?

¿Por qué  son tan importantes las proteínas? ¿Por qué cuando pensamos en proteínas nos vienen a la mente los huevos, la carne y el pescado? ¿Tienen o aportan proteínas los vegetales? ¿Es cierto o es un mito la afirmación de que la proteína vegetal es de peor calidad que la proteína animal?

Las PROTEÍNAS son macronutrientes, y tienen alguna o varias de las siguientes funciones:

  • Defensiva: algunas proteínas crean anticuerpos contra agentes extraños o infecciones, otras protegen mucosas, otras contribuyen a que coagule la sangre para evitar hemorragias y las hay que combaten bacterias y toxinas.
  • Reguladora: de la división celular, o de la expresión de ciertos genes, por ejemplo.
  • Enzimáticas: la mayoría de ellas tienen esta función, actúan como biocatalizadores (aceleran las reacciones químicas del metabolismo).
  • Homeostáticas: mantienen el Ph interno igual que el equilibrio osmóstico.
  • Contráctiles: permiten la contracción de los músculos y facilitan el movimiento de las células.
  • Estructurales: regeneran tejidos y dan elasticidad y resistencia a los órganos, forman estructuras celulares que forman parte de los cromosomas.
  • Energéticas y de reserva, aportan energía, de ahí que los deportistas la necesiten especialmente.
  • Transportistas, como por ejemplo la hemoglobina que necesita de las proteínas para transportar el oxígeno a la sangre.

Desde el punto de vista físico son biomoléculas formadas por otras moléculas pequeñas llamadas aminoácidos. Por tanto la proteína es una unión de aminoácidos de dos tipos, esenciales y no esenciales. Necesitamos esos dos tipos de aminoácidos para que se forme una proteína completa. Los  aminoácidos esenciales son 8 y tienen una característica especialmente importante, que es que el cuerpo humano no las pueden fabricar y por tanto sólo las podemos obtener a través de la ingestión de los alimentos.

Pues bien, tanto los alimentos de origen animal como los de origen vegetal tienen y nos aportan al ingerirlos aminoácidos no esenciales, pero por regla general, y salvo alguna excepción, el alimento vegetal NO contiene los 8 aminoácidos esenciales. Por contra, toda la carne, de res o de ave, el pescado, el marisco y huevos tienen y aportan los 8 aminoácidos esenciales (fenilalanina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, treonina, triptófano, valina e histidina-esencial sólo en niños). Ésta es, pues, la causa por la que solemos oír la afirmación de que la proteína vegetal es de peor calidad que la animal, afirmación que no  comparto y sobre la cual os hablaré en otro post.

¿Cuáles son esas excepciones de alimentos de origen vegetal que sí aportan los 8 aminoácidos esenciales? Los pseudocereales tales como quinoa, mijo y trigo sarraceno. Los pseudocerales tienen pues todos los aminoácidos esenciales ( al igual que la carne, pescado y huevos) pero además aportan fibra y no tienen grasas saturadas (cosa que sí tienen la carne, pescado y huevos).

Tanto las legumbres, los cereales como los pseudocereales contienen vitaminas del grupo B (excepto la B12) y éstas ayudan a la síntesis proteicas, pero sólo los pseudocereales tienen los 8 aminoácidos esenciales. Las legumbres y cereales no los tienen todos. A las legumbres (garbanzos, judías, lentejas, guisantes,…)  les falta la metionina, y a los cereales (arroz integral, centeno, cebada, espelta…) les falta la lisina. Pero combinando el consumo de legumbres y cereales podemos igualmente formar proteína completa. Se trata de tener presente que estamos a la espera del aminoácido limitante:  como el cuerpo mantiene y retiene a los aminoácidos hasta tres días, tenemos ese plazo de tiempo para si lo que habíamos ingerido eran por ejemplo, legumbres, ingiramos algún cereal, por ejemplo, arroz. Posibilitamos así la obtención  del 8º  aminoácido  esencial que nos faltaba. Por tanto, si llevamos una dieta “VEG”, además de la ingesta de pseudo cereales,  alternando el consumo de legumbres y cereales en intervalos no superiores a tres días, también formaremos proteínas completas.

En consecuencia, las dietas veganas y vegetarianas, si se hacen bien, no deben conllevar déficits de proteínas. Sin embargo, una alimentación estricta y  crudivegana 100%, en la que por tanto, no se consumen ni legumbres, ni cereales ni pseudocereales (porque son alimentos que se comen cocidos) puede resultar más complicada a nivel de garantizar los niveles adecuados de proteínas que debemos consumir.

Para concluir podríamos afirmar que las dietas “VEG” NO conllevan problemas de déficits proteicos siempre y cuando nos aseguremos ingerir los 8 aminoácidos esenciales.

Los nutrientes y su función energética y vibracional

Comemos para nutrirnos.

Los nutrientes son el material que necesitan las células de un organismo humano para producir la energía empleada en las funciones vitales (crecimiento, reparación, reproducción y metabolización).

Comemos pues, para poder cumplir con la función energética y vibracional de nuestro organismo. Nuestras células necesitan de esa energía y funcionan intercambiando información y resonando en una oscilación electromagnética medible en Angstroms (A).

El cuerpo humano saludable y sano resuena en frecuencias con una longitud de onda asociada de entre 6.200 y 7.000 A

  • Si ingerimos alimentos de igual o superior longitud de onda que la del cuerpo humano, éste no tiene dificultad para metabolizarlos y además se beneficia de su elevado aporte de nutrientes.
  • En cambio, si ingerimos alimentos de inferior longitud de onda, el organismo se ve perjudicado y debe adecuar la oscilación para poder establecer el adecuado intercambio metabólico. La consecuencia es que el cuerpo y sus órganos vitales deben trabajar en exceso y se agotan, bajando entonces su nivel vibracional y resonando a niveles inferiores de longitud de onda.

Los virus y parásitos son “huéspedes” que necesitat vibrar bajo los 6.000 A para desarrollarse. Una persona enferma de cáncer, por ejemplo, resuena a 4.800 A.

Las frutas, hortalizas y semillas resuenan por encima de los 8.000 A y por tanto vitalizan el organismo evitando un desorden energético que se traduce en enfermedad y/o envejecimiento prematuro.

Comer crudo y comer vivo es la forma más eficiente de preservar los nutrientes y de revertir la enfermedad, puesto que no destruimos o alteramos los nutrientes de los alimentos con la temperatura para proceder a su cocción.

Clasificación de los nutrientes:

Los nutrientes que nos aportan los alimentos, pueden ser de dos tipos:

  • Macronutrientes = proporcionan ENERGÍA .

Son macronutrientes los hidratos de carbono, las proteínas,  y las grasas (glúcidos o lípidos)

Proporcionan la energía y son requeridos por el organismo  en grandes cantidades.

La proporción y equilibrio correcto de macronutrientes  que deberíamos ingerir es:

10-15% de proteína, 20-30% de grasas  y 55-70% de hidratos de carbono.

  • Micronutrientes = proporcionan SALUD.

Son micronutrientes las vitaminas, los minerales y los oligoelementos.

Son componentes esenciales de una dieta de alta calidad y tienen un profundo impacto sobre la salud. Aunque sólo se necesitan en cantidades ínfimas, los micronutrientes son los elementos esenciales para que el cerebro, los huesos y el cuerpo se mantengan sanos.

Un aporte equilibrado de macronutrientes junto con el poder de los micronutrientes harán que goces de una salud de hierro.

Sigue las Recetas de Cruditeka y empieza a vibrar!!!!

Purifícate con la remolacha

La remolacha (también denominada betabel o betarraga) es una planta cuyas hojas son verdes con tallos púrpura y tiene su raíz enterrada bajo tierra la cual es comestible.

Hay diversos tipos de remolacha. La de color violáceo es la que se utiliza para la alimentación, de sabor dulzón y con un fantástico color. De la remolacha blanquecina se extrae el azúcar de remolacha.

Antiguamente, en la época del imperio romano, la remolacha se usaba como afrodisíaco por su alto contenido en boro, elemento que está directamente relacionado con la producción de hormonas sexuales.

Actualmente de la remolacha se extrae el pigmento natural que le confiere su color rojo característico y que se emplea en la industria agroalimentaria para la obtención de un colorante denominado “rojo remolacha”. Este colorante es utilizado para dar color a algunos productos como sopas, licores, helados, etc.

Veamos los beneficios que aporta su consumo regular:

  • Contiene betaína, sustancia relajante de la mente y antidepresiva.
  • Contiene triptófano, y contribuye por tanto a una sensación de bienestar.
  • La variedad roja contiene grandes cantidades de hierro y de ácido fólico
  • Gracias a la betacianina,  elimina del cuerpo muchas toxinas que resultan dañinas para el mismo. Evita una clara sobrecarga para el hígado.
  • Reduce los niveles del colesterol malo en sangre.
  • Gran capacidad para purificar la sangre. La remolacha roja contiene una gran cantidad de hierro que regenera las células de la sangre y aumenta así el suministro de oxígeno fresco al organismo. El hierro, además, es básico para la producción de hemoglobina, y vital cuando aparecen enfermedades como leucemia o la anemia. Durante la menstruación y el embarazo es fundamental un aporte extra de hierro al organismo de la mujer. Contiene muchos antioxidantes aumentando la capacidad para prevenir las enfermedades y aporta  una fuerte sensación de bienestar.
  • Su contenido en nitrato reduce el consumo de oxígeno que, a su vez, reduce la fatiga y aumenta la resistencia.
  • Debido a la cantidad de fibras y nutrientes que contiene tiene un claro efecto saciador y por tanto favorece la pérdida de peso.

CURIDOSIDAD

Esta sustancia hace que en algunas personas, la orina y las heces adquieran un color rojizo después de haberla comido. Hay diversas teorías sobre porqué sucede esto:

unos dicen que sucede a las personas que carecen de la enzima que metaboliza dicho pigmento en el intestino, por lo que éste se elimina tal cual junto con la orina y las heces.

Yo me inclino más por la otra teoría, la de la  baja acidez estomacal: si consumes remolachas y tu orina se vuelve rosácea justo después de ingerirla eso es síntoma de tener una baja acidez estomacal. No en vano muchos nutricionistas usan la remolacha para controlar los niveles de acidez estomacal. Una acidez baja es buena para la salud porque la enfermedad sólo prospera en medios ácidos y no en medios alcalinos.

RECOMENDACIÓN

Consume remolacha con regularidad, tanto la raíz como sus hojas.

cruditeka.com

Las hojas de la remolacha proporcionan un gran aporte de folatos, vitaminas del grupo B, tales como la B1, B2, B3, B6, vitamina C, potasio, carotenos, y azucares en forma de sacarosa. Ya sabes mi opinión, ambas si las consumes crudas, mucho mejor, pues conservarás todos los micronutrientes, incluso aquellos que son termosensibles.

En Cruditeka encontrarás originales y sanas recetas hechas con remolacha que sin duda te sorprenderán. Prueba el gazpacho de remolacha,  plato que ahora está muy de moda en los restaurantes vanguardistas y que es ideal para el calorcito del verano!!!!!