Los pilares básicos de mi alimentación

Mi alimentación está basada en cocinar de forma saludable, y te aseguro que eso está al alcance de todos. Los pilares básicos en los que se basa son los siguientes:

  • Alimentos reales: alimentos naturales, no envasados, no procesados, no precocinados sin aditivos artificiales y  sin conservantes.

  • Predominancia de alimentos de origen vegetal: hojas verdes, verduras, hortalizas, frutas, frutos secos, semillas, algas, y setas. Porque aportan clorofila, antioxidantes, vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoácidos, bacterias prebióticas. Son un chute de salud para nuestro organismo.

  • Consumo de alimentos sin azúcar y low carb, o bajos en carbohidratos, porque el azúcar es un anti nutriente, y porque los carbohidratos en general, producen picos de glucemia en sangre y resistencia a la insulina. Consumiendo alimentos low carb controlamos la inflamación de todos nuestro órganos.

  • Predilección por los alimentos crudos, que son aquellos que se comen no habiéndose expuesto a una temperatura superior a la producida por el sol, es decir, no superior a los 45 o o 46 grados . Con ellos mantenemos todos los nutrientes intactos, especialmente los termosensibles, como las vitaminas y las enzimas, que se desnaturalizan con el calor. Expresiones  muy vinculadas y calificativas de esta alimentación suelen ser “alimentación viva” o “alimentación cruda”, que indican especialmente la calidad de los alimentos frescos. La cocina cruda y también la que utiliza cocciones suaves (por ejemplo el cocinado al vapor) se basan en la importancia de la asimilación de los nutrientes para estar bien alimentado. De ahí mi pasión por las ensaladas, las cremas frías y los gazpachos.

  • Alto contenido de grasas saludables, porque me permiten obtener la energía que preciso, me mantienen activa y por su biodisponibilidad no se acumulan en mi cuerpo, ayudándome a mantener en línea mi cuerpo y mi perfil lipídico. Nada de grasas saturadas ni de grasas trans.

  • Alimentos alcalinos, que no acidifiquen nuestro organismo. Porque la enfermedad sólo prospera en medios ácidos. Los vegetales son alimentos alcalinos que mantienen el PH de nuestra sangre en 7,4.

  • Preferencia por los alimentos ecológicos o bio, para evitar el efecto perverso de los pesticidas en vegetales y de las hormonas y antibióticos en alimentos de origen animal.

  • Alimentos sin gluten, sin lactosa y sin caseína, todos ellos proinflamatorios, de difícil asimilación para nuestro organismo y con gran probabilidad de acabar produciendo alergias e intolerancias.

  • Alimentación flexible: ocasionalmente consumo huevos, marisco y pescado. De este modo, aseguro no tener carencias de determinadas vitaminas y nutrientes,  y para no condicionar en exceso mi vida social y familiar.

  • Alto porcentaje de consumo de grasas saludables: aguacates, frutos secos, semillas, ghee, aceite de oliva virgen extra, aceite de coco virgen extra, leche de coco, … Son altamente beneficiosas de la salud y posibilitan que mi cuerpo obtenga de su consumo la energía en lugar de obtenerla de los hidratos de carbono.

  • “Slow cook” (cocina suave): sustituyo los largos y rehechos sofritos por salteados suaves, las largas cocciones por cocciones al vapor o de pocos minutos de ebullición, no soy amante de los guisos de largos tiempos de elaboración pues además de que no dispongo de ese tiempo, se desnaturalizan los alimentos, no uso el microondas ni para calentar los alimentos, y nada de rebozados ni de frituras. 

Éste es el tipo de alimentación que estoy siguiendo y que me hace sentir bien. No me autodefino ni me etiqueto con ninguna corriente alimentaria concreta (ni vegetariana, ni vegana, ni crudivegana, ni omnívora, ni cetogénica…). Cojo lo mejor y lo que me funciona de cada una. Hay un único adjetivo que sí define mi alimentación: SALUDABLE. Estoy en constante formación para conocer los porqués de todo lo que propugno y mis consejos no se basan en modas ni en intereses comerciales sino en perseguir un único fin: proporcionarte recetas sanas, fáciles, rápidas y riquísimas que te aporten nutrición verdadera y mejoren tu salud.

cruditeka.com

Si resonáis al leerlo, os recomiendo que la probéis. Estoy convencidísima que es la ideal para cualquier persona y que quien la prueba tiene un antes y un después en su forma de alimentarse.

Besitos!

Tártar de tomate, berenjena y arroz rojo

Elaboración:  1 hora 

Personas : Dificultad: Baja

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 tomates maduros
  • 2 berenjenas
  • 400 gr de arroz rojo
  • 2 cucharadas soperas de allioli
  • Semillas de sésamo blanco
  • Sal rosa
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Orégano seco
  • Pimienta negra
  • Comino en polvo
  • Opcional: unos germinados para decorar

cruditeka.com

Elaboración:

Cocer el arroz rojo en una olla con agua con sal durante unos 45 minutos. No es imprescindible pero yo lo he tenido en remojo durante toda la noche.

Mientras cuece el arroz, asar al horno las berenjenas enteras y con piel. Una vez asadas (40 minutos de horneado) retirar la piel.

Durante el horneado aprovecha y limpia y corta el tomate a daditos, que pondrás en un cuenco y aliñarás con sal, pimienta negra, orégano y un poco de aceite de oliva.

cruditeka.com

Una vez cocido el arroz, incorpora un par de cucharadas soperas de allioli para saborizarlo.

cruditeka.com

Pela y trocea las berenjenas y las pones en un bol y aliñas con sal, pimienta negra, comino y aceite de oliva.

cruditeka.com

Ya sólo te faltará montar el plato: coloca un aro de emplatar sobre un plato y rellena el aro, primero, en la base, con una capa de arroz.

cruditeka.com

Encima del arroz, una capa de berenjena y por último y para coronar, una capa del tomate.

cruditeka.com

Espolvorea unas semillas de sésamo por encima y acompaña de unos germinados.

cruditeka.com

Espectacular, de rico y de bonito!

Prueba a hacerlo, seguro que te encantará!

Un abrazo!

Garbanzos con tomates secos y allioli de anacardos

Elaboración:  30 minutos elaboración + 4 horas de tiempo de remojo  

Personas : Dificultad: Baja

Ingredientes :

  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • 2 cebollas dulces
  • 6 tomates secos rehidratados en aceite
  • Sal rosa
  • 1 taza de anacardos activados (rehidratados en agua durante 4 horas)
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra

cruditeka.com

cruditeka.com

Elaboración:

Cortar y laminar la cebolla y saltearla suave y ligeramente en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal.

Mientras se dora un poco la cebolla, elaborar el allioli. Para ello, escurrir el agua del remojo y enjuagar los anacardos. Introducirlos en el vaso de la batidora de brazo y después añadir la cucharada de zumo de limón, el diente de ajo pelado, una cucharadita de sal rosa y cubrirlo todo con aceite de oliva virgen extra. Triturar y reservar.

cruditeka.com

Incorporar a la sartén donde tendremos la cebolla doradita, los garbanzos y los tomates secos cortados a trocitos o a tiras. Aderezar con un poco de pimentón rojo picante o cayena en polvo y saltear el conjunto durante unos 3 o 4 minutos.

cruditeka.com

Después, ya sólo te quedará presentar el plato: coloca los garbanzos en el plato y vierte por encima el allioli de anacardos.

Para decorar, puedes utilizar unas hojitas de perejil.

cruditeka.com

cruditeka.com

cruditeka.com

Estos garbanzos están exquisitos. En casa son los preferidos con diferencia.

Tan fáciles y rápidos de hacer, y con un sabor y un resultado fascinante. La combinación de sabores de la cebolla, tomate seco y allioli es excelente.

Créeme, vale la pena que los pruebes.

Besitos!!!