El agua con gas, ¿favorece la digestión?

No hay quien se aclare! Unos dicen que el agua con gas favorece la digestión, mientras que otros aseguran que el gas en los líquidos nos provoca hinchazón abdominal, flatulencias e indigestión.

Una vez más, dos respuestas totalmente contradictorias ante una misma pregunta: ¿el agua con gas favorece la digestión? Y nuevamente la respuesta ni es un absoluto “Sí”, ni un absoluto “No”.

La respuesta pasa por conocer que hay varias tipologías de agua con gas o carbonatadas:

  • Agua mineral o agua procedente de los manantiales: contiene minerales de forma natural.
  • Agua carbonatada artificialmente, a la que se le añade sal y se la mineraliza artificialmente. Dentro de esta tipología se incluye el agua tónica, a la que además se le añade quinina, o los refrescos, a los que se les añade saborizantes, azúcar y/o jarabe de maíz de alta fructosa.
  • Agua que se obtiene en la fermentación del kombucha o del kéfir de agua: es agua fermentada repleta de bacterias probióticas (= pro vida).

Pues bien, la respuesta a la pregunta está en función de qué agua se trate:

  • Cuando el gas es natural, esto es, cuando se obtiene por fermentación del hongo kombucha o del kéfir de agua y también cuando el agua está carbonatada de forma natural por proceder de los manantiales, es saludable y adecuada puesto que :
  • favorece la digestión
  • alivia el dolor de estómago
  • combate el estreñimiento
  • mejora la capacidad de deglución
  • es un buen aliado a la hora de perder peso
  • disminuye el nivel de colesterol malo
  • ayuda a controlar el azúcar en sangre
  • produce mejor retención del calcio

Sin embargo, cuando el agua se carbonata artificialmente (refrescos, tónicas, bebidas embotelladas comerciales, etc.) se obtiene un líquido artificial, nada aconsejable para nuestra salud puesto que :

  • acidifica nuestro organismo
  • puede dañar el esmalte de los dientes
  • provoca hinchazón abdominal
  • aumenta los niveles de azúcar en sangre

Conclusión: Cuidado con el agua con gas embotellada que venden  los comercios. Muchas veces es consumida para lograr mejorar la digestión y con la convicción de que es un líquido saludable, pero la realidad es que sólo el agua carbonada que emana de los manantiales y la resultante de la fermentación del kombucha o del kéfir de agua son realmente beneficiosas para nuestra salud y favorecedoras de la digestión.

Espero que te sea útil esta información.

See you!

La prueba de la sal

 ¿USAS SAL NATURAL O SAL PROCESADA?

 Hace ya casi tres años que uso Sal Rosa del Himalaya con la convicción de que es una sal natural y no procesada, pero ha sido al realizar el sencillísimo experimento que ahora os explico cuando realmente he tenido la certeza de que la sal que usamos en casa es natural.

¿Quieres saber si la sal que usas es natural o procesada? Haz la prueba:

Diluye en un vaso de agua una cucharada sopera de la sal que usas normalmente y deja reposar la mezcla durante toda la noche o durante 8 horas.

Si transcurrido este tiempo hay sal en el fondo del vaso puedes estar seguro/a de que la sal que usas es procesada. Por el contrario, si es sal natural, el agua estará transparente y sólo verás agua, no habrá sal posada en el fondo del vaso.

A pesar de que yo uso siempre sal rosa del Himalaya (la sal blanca tiene prohibido el paso en mi cocina) al enterarme de que podía efectuar una prueba tan fácil, me surgieron dudas y decidí hacer la prueba.

MUESTRAS DE LA PRUEBA QUE YO MISMA HICE EN CASA:

cruditeka.comÉste es el momento en el que introduzco la sal rosa  en el agua

 

cruditeka.comJusto después de haber introducido la sal y haber revuelto la disolución con una cuchara

 

cruditeka.comTranscurridas 8 horas con el agua en absoluto reposo, y como por arte de magia, la sal estaba completamente disuelta!!

 

Ten en cuenta que si la sal no se disuelve en agua tampoco se disolverá en nuestro organismo y se acumulará en nuestros órganos y tejidos. Con el tiempo puede provocarte un mal funcionamiento de tus procesos corporales esenciales y acarrearte:

  • Enfermedades cardíacas
  • Artritis
  • Endurecimiento de las arterias
  • Depósitos de calcio en las articulaciones

En cambio, las sales orgánicas naturales no provocarán calcificaciones en tu organismo e incluso te pueden ayudar a disolver los depósitos nocivos de calcio que puedas tener acumulados.

Si quieres saber más sobre la sal (tipos de sal, beneficios, perjuicios de consumirla en exceso, cómo elegirla…) recuerda que en Cruditeka tienes un Post especifíco sobre la sal que puede serte de utilidad.

Pon sal saludable a tu vida!

Besitos!

 

 

 

 

 

 

 

Besitos!!

Champiñones con salsa pesto de pistachos

Elaboración:  30′  Personas : 4 o 5  Dificultad: Baja

Ingredientes:

    • 12 champiñones grandes enteros
    • Vinagre umeboschi ( o vinagre de manzana o de arroz)
    • Semillas de cáñamo para decorar (opcional)
    • Salsa pesto de pistachos : hojas de albahaca, pistachos, sal rosa, pimienta negra y aceite de oliva. Haz click para ver receta.

cruditeka.com

 

Elaboración:

Lavar los champiñones y quitarles el pendúnculo.

Los 12 pedúnculos se triturarán, con una batidora de brazo o de vaso,  junto con un bolecito de salsa pesto de pistachos, y con la mezcla resultante rellenaremos los champiñones.

Emplataremos los champiñones sobre un lecho de hojas verdes crudas ( yo he usado canónigos) aliñados con vinagre y AOVE.

Espolvorearemos unas semillas de cáñamo sobre cada champiñón.

cruditeka.com

cruditeka.com

Yo he elaborado la receta con los champiñones en crudo, por lo que es 100% crudivegana, sin embargo, si lo prefieres, puedes hornearlos durante 10 minutos a una temperatura de 170º y proceder a su relleno después.

De ambas formas están espectacularmente ricos!

Que aproveche!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Salsa pesto de pistachos

Elaboración:  5′    Dificultad: Baja

Ingredientes:

    • Un puñado de hojas de albahaca fresca
    • Un puñado de pistachos pelados
    • Unos 100 ml. de Aceite de oliva virgen estra
    • Una pizca de sal
    • Una pizca de pimienta negra.

cruditeka.com

 

Elaboración:

Procesar todos los ingredientes batiéndolos conjuntamente en un recipiente con una batidora de brazo.

IMG_9040

Verter la mezcla en un bol pequeño y la salsa estará lista para usar.

Si la mantienes dentro de tu frigorífico se conservará durante varias semanas.

cruditeka.com

Es una salsa muy versátil, 100% cruda, que tanto sirve para acompañar crudités, para rellenar hortalizas ( como por ejemplo champiñones) e incluso como aliño para ensaladas o pastas.

Espero que te guste!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En qué consiste el crudiveganismo?

He redactado este post como respuesta a la consulta efectuada por una seguidora de Cruditeka en la que me exponía que quería introducirse en el crudiveganismo y que si podía explicarle en qué consistía.

Pues bien, a pesar de que no quiero extenderme demasiado, me ha parecido que la explicación que voy a dar puede interesar a otras personas,   y creo que con este post puedo aclarar los pilares básicos en los que se basa la alimentación crudivegana.

El crudiveganismo, también conocido como “raw food”,  se basa, desde el punto de vista nutricional, en una alimentación cruda de origen vegetal, basada en el consumo de verduras, hojas verdes, frutas, frutos secos (crudos, no tostados), cereales, legumbres germinadas, semillas, algas marinas, setas y fermentados. Alimentos siempre frescos, integrales (sin refinar), maduros y a poder ser orgánicos (sin pesticidas químicos).

cruditeka.com

Al usar el término “crudo” puede parecer una alimentación muy drástica, sosa e insabora, pero os puedo asegurar que nada está más lejos de la realidad.  Es una alimentación que puede resultar altamente atractiva por el intenso colorido que tienen los vegetales , altamente nutritiva porque mantiene intactos los nutrientes (incluso aquellos que son termosensibles y que por tanto se destruyen con el calor como por ejemplo la vitamina C), altamente vitalizante (porque aporta una energía vital que se percibe de inmediato por el consumidor) e increíblemente sanadora, puesto que es capaz de prevenir, mejorar y, en ocasiones, incluso curar muchos tipos de dolencias, y en especial las relacionadas con los problemas digestivos, de tránsito intestinal, de gases y flatulencias, de hinchazón abdominal, etc.

Al no someter los alimentos a cocción, es decir, al no someterlos a temperaturas superiores a los 42º-46º, los nutrientes no se alteran ni modifican y se mantienen intactos, no se desnaturalizan las proteínas, no se destruyen los enzimas, no se destruyen las vitaminas, … y todo ello permite que los alimentos nos nutran, siendo éste el principal objetivo y fin por el que los seres vivos comemos.  El crudiveganismo es nutrición en sentido puro.

Para lograr una cocina crudivegana de calidad, original y atractiva, conviene dominar técnicas de corte de las verduras, técnicas de procesado natural y en crudo, la activación de los alimentos, el arte de la maceración de los mismos, la germinación de semillas, cereales (granos) y legumbres y la fermentación. Es un tipo de cocina ligera (poco calórica), sencilla (fácil de elaborar), rápida y limpia (no sólo con tu propio cuerpo sino con tu cocina). Con todo ello lograremos tener siempre una flora bacteriana sana y un PH de nuestra sangre ligeramente alcalino. Una flora intestinal saludable (bacterias fermentativas y no putrefactivas) junto con un Ph alcalino en sangre (la enfermedad no prospera en ambientes alcalinos sino sólo en medios ácidos) son la clave para gozar de una buena salud y no caer en la enfermedad.

Es una alimentación muy depurativa y desintoxicante, de ahí que se base sólo en alimentos de origen vegetal. Los alimentos de origen animal se descartan no sólo por respeto a los mismos como seres vivos, sino porque complican las digestiones y producen muchos desechos tóxicos a nuestro organismo, lo cual obliga a trabajar en exceso, y frecuentemente colapsa, a los órganos depurativos de nuestro cuerpo (sobre todo hígado y riñones).

Debo decir que, bajo mi criterio, no es necesario ser crudivegano en un 100%. Puede combinarse la alimentación crudivegana con otras técnicas de cocina no cruda pero también muy saludables. De ahí que haya surgido todo un movimiento culinario en torno a este tema denominado “slow cook” y que se basa en técnicas de cocina poco agresivas como pueden ser el cocinado al vapor, el baño María, el escaldado y el salteado ligero a temperaturas suaves.

En el blog Cruditeka encontrarás muchos consejos e informaciones sobre este tipo de alimentación saludable, mayoritariamente (aunque no exclusivamente) cruda, y  multitud de recetas, algunas 100% crudiveganas y otras que combinan el crudiveganismo con técnicas de cocinado suave.

Besitos!!

Chips de kale

Elaboración:  30′  Personas : 4 o 5  Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 1 col kale (o cualquier otro tipo de col)
  • Para la salsa:
    • 100 gr. de anacardos
    • 1 cucharada sopera de sirope de arce (o de ágave)
    • 1 cucharada de miso (mejor sin pasteurizar)
    • ¼ pimiento rojo
    • Agua para ajustar consistencia

cruditeka.com

cruditeka.com

 

Elaboración:

Triturar los ingredientes de la salsa y reservar.

cruditeka.com

cruditeka.com

Separar las hojas del tallo de la col, limpiarlas y trocearlas.

(Para separar las hojas basta con que agarres el tallo con un mano y con la otra deslizar las hojas en dirección contraria).

cruditeka.com

Verter las hojas troceadas en un bol e incorporar la salsa con movimientos suaves y muy envolventes (para evitar estrujarlas y que pierdan consistencia para favorecer que queden crujientes), e ir incorporando la salsa a las hojas de col.

cruditeka.com

Extender las hojas sobre una bandeja de horno forrada con papel y hornear durante 25  minutos a 150º

cruditeka.com

Una vez sacadas del horno, dejar enfriar y estarán listas para comer.

cruditeka.com

cruditeka.com

Apúntate a la moda de los chips vegetales y elabóralos tú misma, ya ves que es muy sencillo. Podrás comer todas las que quieras, sin remordimientos ni culpas, porque además de saludable son muy ligeras y poco calóricas.

Saludos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sopa rústica de pan, cebolla y ajo

Elaboración:  40′  Personas : 4 o 5  Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 4 rebanadas de pan (preferiblemente integral y sin gluten).Puede ser pan seco del día anterior
  • 2 cebollas
  • Un manojo de ajos tiernos
  • 3 cucharadas soperas de miso (preferiblemente sin pasteurizar)
  • 2 cucharadas soperas de levadura nutricional
  • Pimienta blanca molida al gusto
  • Jengibre molido al gusto
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • 1,5 litros de agua

 

cruditeka.com

Elaboración:

Llevar el agua a ebullición en una olla.

Mientras se va calentando el agua, haremos dos cosas:

1.- Pelar y laminar las cebollas en forma de aritos finos y trocear los ajos tiernos. Después, sofreír ligeramente, a temperatura media y con poco aceite de oliva virgen extra, los aritos de cebolla y los ajos troceados.

cruditeka.com

2.-Tostar las rebanadas de pan en el horno. 5 minutos a 170-180 grados será suficiente.

cruditeka.com

Cuando el agua esté ya bien caliente, retirar una taza y disolver en ella las dos cucharadas de miso y reservar.

cruditeka.com

Añadir a la olla con el agua hirviendo, la cebolla y los ajos  salteados y las rebanadas de pan tostado.  Dejar que la mezcla vaya haciendo “chup-chup” unos 5 minutos y a continuación añadir el agua con miso, la levadura nutricional, el jengibre y la pimienta blanca y un chorrito de aceite de oliva virgen.

cruditeka.com

5 minutos más de “chup-chup” y estará lista para emplatar.

cruditeka.com

cruditeka.com

Os aseguro que está increíblemente buena. En casa les vuelve locos esta sopa. Es una sopa ideal para el invierno, de ésas que “te arregla el cuerpo”.

Es mi versión saludable de la tradicional sopa de cebolla, pan y ajos. Evito las frituras, puesto que el pan lo tuesto al horno en lugar de freírlo en aceite, le introduzco miso por lo que favorezco el aporte de probióticos, eliminando a la vez, la sal, y sofrío sólo suavemente y con poco aceite el ajo y la cebolla, e introduzco un antibiótico natural como es el jengibre.

Es una sopa muy humilde, con un coste económico realmente bajo, con unas increíbles propiedades nutritivas y a la vez energética y saludable. Es que lo tiene TODO!

Espero que os guste!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Corazón de bizcocho con frambuesas

Elaboración:  40′ (20′ de preparación y 20′ de horneado)  Personas : 6  Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • ½ taza de harina de arroz integral
  • 1 taza de harina de trigo sarraceno
  • 1 taza de azúcar de coco
  • 1 sobre de levadura (preferiblemente sin gluten)
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 plátano grande o 2 plátanos pequeños
  • 1 manzana rallada
  • 1 puñado de frambuesas
  • ½ taza de leche de avena sin gluten
  • 4 cucharadas de aceite de oliva (AOVE)
  • 1 cucharada de copos de avena sin gluten

cruditeka.com

Elaboración :

Mezclar en un bol con una cuchara los ingredientes secos.

cruditeka.com

 

Pelar el plátano y machacarlo con un tenedor hasta que quede una masa homogénea, y pelar y rallar la manzana.

cruditeka.com

 

Introducir el plátano machacado y la manzana rallada, previamente mezclados en un plato, en el bol donde tenemos los ingredientes secos. Mezclar con la ayuda de una espátula o cuchara de madera. Los ingredientes se integran muy rápido y con muy poco esfuerzo.

cruditeka.com

 

Untar el molde (en esta ocasión he utilizado uno con forma de corazón) con aceite de oliva y espolvorearle un poco de harina para engrasarlo y evitar que se pegue el bizcocho.  Acto seguido, verter la mezcla de la masa del bizcocho en el interior del molde. Adornar con las frambuesas y con unos copos de avena.

cruditeka.com

 

Hornear a 170- 180 grados durante unos 20 minutos.

Al sacarlo del horno, haz primero la prueba de introducir un palillo de madera y que éste salga seco y sin que se le hayan impregnado trocitos de masa, así te aseguras que está en su punto.

El resultado es éste que os muestro a continuación:

cruditeka.com

cruditeka.com

 

Buen provecho!!!

 

Crema de zanahorias, mango y naranjas

Elaboración:  10′   Personas : Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 4 zanahorias
  • 250 ml. de zumo de naranja
  • 1 mango
  • 1 cucharada sopera de leche de coco
  • 500 ml. de agua
  • 1 cucharadita de cayena
  • Sal rosa al gusto

cruditeka.com

Elaboración :

Pelar y trocear el mango y las zanahorias, exprimir las naranjas hasta obtener 250 ml. de su zumo.

Añadir todos los ingredientes al vaso de tu trituradora (de brazo o de vaso) y batir hasta que tenga una consistencia bien fina.

cruditeka.com

 

Puedes adornar con una hojita verde, albahaca, perejil, menta…

 

cruditeka.com

 

Más fácil y rápida imposible. Receta 100% crudivegana con un excelente aporte de vitamina C, y de carotenos.  Además como es una cremita dulzona, es ideal para introducir a los niños en el mundo de la alimentación vegetal, de acostumbrarlos al sanísimo hábito de consumir frutas y de tomar sopitas frías crudas.

Espero que os guste!

 

 

 

 

 

Judía mungo con apio y granada

Elaboración: 40′ + 8 horas de tiempo de remojo |

Personas : Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 250 gr. de judía mungo (conocida como soja verde)
  • 2 o 3 ramitas de apio
  • 1 granada
  • 1 cebolla tierna
  • Hojas de lechuga o de brotes tiernos
  • Sal rosa al gusto
  • Ajo molido al gusto
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Un chorrito de AOVE ( aceite de oliva virgen extra)

cruditeka.com

Elaboración :

Poner en remojo la noche antes ( o durante 8 horas) la soja verde.

Terminado el tiempo de remojo desechar el agua y enjuagarla  bien y a continuación cocerla en una olla con agua hirviendo durante 30 minutos.

cruditeka.com

Mientras va cociendo la judía mungo o soja verde, procedemos a limpiar y trocear el apio y la cebolla, y a desgranar la granada, y reservamos todo.

Una vez cocida la soja escurrirla y volverla a introducir en la olla ya sin agua de cocción y añadir inmediatamente, cuando la legumbre está bien caliente,  los trocitos de cebolla y de apio en crudo, los cuales quedarán al dente al recibir dentro de la olla el calor residual de la cocción de la soja. Aliñar el conjunto con sal, ajo seco molido, pimienta negra y un buen chorrito de AOVE.

 

Emplatar con un poco de hoja verde en la base, encima la soja verde y por encima poner los granos de granada que teníamos reservados. Después, espolvorear, por ejemplo, un poco de lecitina de soja por encima.

La judía mungo es muy nutritiva y es un tipo de legumbre con un sabor muy fino y suave, muy digestiva y no provoca gases.

cruditeka.com

cruditeka.com

La combinación de dos técnicas culinarias como son la cocción y la cocina cruda lo hace un plato apto para todos los gustos. La sensación al comerlo es que todos los ingredientes han sido cocidos. Es una receta fácil y sencilla, muy sana y nutritiva.

Pruébala y verás como te sorprende.

Hasta pronto!