Consomé anti virus intestinal

Elaboración:  20 minutos Personas : Dificultad: Baja

 

  • Ingredientes:
  • 1 litro de agua
  • ¼ de repollo
  • 4 ramitas de apio
  • 1 patata
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada sopera de miso sin pasteurizar
  • Tomillo (fresco o seco)
  • Cúrcuma en polvo
  • Jengibre en polvo
  • Sal rosa

 

Elaboración:

Lavar, pelar y trocear las hortalizas (patata , apio, repollo y el ajo).

Llevar el agua a ebullición en una olla. Cuando el agua esté ya hirviendo, retirar una taza de agua y en ella disolver la cucharada de miso. Reservar.

cruditeka.com

Introducir en la olla las hortalizas troceadas y hervir durante 10 minutos.

cruditeka.com

Añadir una vez retirado del fuego el miso disuelto en agua y el tomillo para que infusione bien.

Aderezar con sal rosa, jengibre y un poquito de cúrcuma.

Servir el consomé en un bol.

Listo para reparar tu intestino!!!

cruditeka.com

En esos momentos de debilidad estomacal, lo mejor es recuperar tu flora intestinal con un caldito probiótico y depurativo como éste.

Que te mejores!!!

 

 

 

 

 

 

La nueva biología revoluciona la medicina tradicional

Nuestra medicina actual, la Medicina Occidental, tradicionalmente se basa en la doctrina del Dr. Louis Pasteur (1822-1895) y en la existencia de bacterias inmutables que provocan las enfermedades al entrar en nuestro organismo.  A esas bacterias causantes de la enfermedad las atacamos con fármacos químicos y tóxicos, centrándonos por tanto en los síntomas de la enfermedad y no en sus causas. Es la doctrina del monomorfismo, basada en un modelo alopático.

La nueva biología, sin embargo, se centra en la doctrina del Dr. Antoine Béchamp (1816- 1908) y del Dr. Claude Bernard (1813- 1878). Es la doctrina pleomorfista, según la cual la materia puede adoptar distintas formas, y en el hecho de que para tener buena salud debemos vivir de forma alcalina, puesto que la enfermedad necesita de un medio ácido para desarrollarse.

Es un modelo holístico de la enfermedad que le da un enfoque pleomórfico(cuerpo/ mente/espíritu) para prevenir y curar la patología. Se centra en las causas de la enfermedad, no en los síntomas.

Basándose en esta nueva biología, surge la NUEVA VISIÓN DE LA SALUD Y DE LA PREVENCIÓN DE LA ENFERMEDAD basada en el PH SALUDABLE, según la cual, debemos mantener nuestro medio interno en estado alcalino para que los microorganismos patógenos no proliferen. Eso se consigue manteniendo nuestro PH en sangre y tejidos ligeramente alcalinos, es decir, entre niveles de 7,35 y 7,46.

Las dietas tradicionales se centran, básicamente, en el control de los índices de colesterol, carbohidratos, calorías, gramos de grasa, presión sanguínea y niveles de hormonas.

Siempre nos habíamos medicado para tener controlada nuestra presión, o bien para que no se nos disparara el colesterol, etc… De por vida!!!!  Pero no cambiábamos nuestros hábitos, por lo que nuestro medio interno, nuestra sangre y tejidos, seguía teniendo un PH demasiado ácido. El valor de del PH afecta a cada una de las células de nuestro organismo. Con los medicamentos atacamos sólo la sintomalogía de las enfermedades, no su causa.

Las enfermedades agudas o recurrentes son el resultado del intento que hace nuestro organismo para movilizar nuestras reservas minerales alcalinas con el fin de evitar el fallo celular que produce la falta de oxígeno por hallarse en un medio demasiado ácido. El organismo se pone en estado de emergencia para eliminar la toxicidad de nuestro cuerpo y se halla en un estado de estrés contínuo al no poder neutralizar el ácido. Cuando los problemas de desecho ácidos se acumulan en el organismo y penetran en la sangre, el sistema circulatorio se intenta librar de ellos a través de nuestros riñones y pulmones. Si no puede desecharlos totalmente, se acumularán los tóxicos y ácidos en los distintos órganos, aparatos y sistemas (corazón, páncreas, hígado, colon) o serán almacenados en el tejido adiposo (mamas, caderas, muslos, vientre, cerebro) en forma de pólipos, quistes, cristales, tumores, verrugas, manchas, ampollas… produciendo un proceso de envejecimiento prematuro y/o de enfermedad.

¿Y cómo se logra tener ese PH no ácido?  Pues llevando una forma de vida alcalinizante, y ello pasa por llevar un estilo de vida saludable,  y, por tanto, en seguir una dieta alcalinizante óptima basada en una buena hidratación y en el consumo de alimentos ecológicos, de origen vegetal, frescos (no procesados) y de índice glucémico bajo.

cruditeka.com

En este blog Cruditeka.com  encontrarás recetas y consejos de alimentación que te ayudarán a mantener el equilibrio ácido-alcalino de tu organismo, a tener un PH en sangre ligeramente alcalino, y propiciando que tus células corporales estén saludables y eliminando o disminuyendo los microorganismos patógenos.

Alcaliniza tu dieta y tu salud te lo agradecerá!

Wrap de hortalizas, canónigos y guacamole

Elaboración:  20 minutos Personas : 2  Dificultad: Baja

 

  • Ingredientes:
  • Un paquete de wraps (preferiblemente sin gluten y ecológicos)
  • 1 zanahoria
  • 1 taza de canónigos
  • 1 pimiento rojo
  • 1 ramita de apio
  • ½ pepino
  • 1 aguacate maduro
  • Sal rosa
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra

cruditeka.com

Elaboración:

En primer lugar, elaborar un guacamole triturando la pulpa del aguacate con un chorrito de aceite de oliva, un poco de sal, pimienta negra y un chorrito de zumo de limón. Reservar.

cruditeka.com

A continuación, limpiar las hortalizas. Pelar el pepino y las zanahorias y cortar a tiras el apio, las zanahorias, el pimiento rojo y el pepino.

cruditeka.com

Dorar en una sartén embadurnada con un poquito de aceite de oliva y calentada a fuego medio  las láminas de wrap.

Un minuto por lado será suficiente

cruditeka.com

Una vez fuera de la sartén, rellenar los wrap, dispondiendo sobre las láminas exendidas, las tiras de hortalizas, encima de ellas extender guacamole y coronar el relleno con las hojas de canónigo.

cruditeka.com

Enrollar los wrap y estarán ya listos para poder ser degustados.

cruditeka.com

El resultado es un Fast Food saludable, sin salsas procesadas, sin azúcar y con un relleno 100% natural y crudivegano.

Buen provecho!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Salsa de eneldo

Elaboración:  30 minutos Personas : 4  Dificultad: Baja

  • Ingredientes:
  • Aneto fresco o seco
  • 100 ml de aceite de girasol virgen extra (no refinado)
  • 50 ml de leche vegetal (soja, almendras, avena…)
  • 1 cucharada sopera de alcaparras
  • 1 pizca de sal rosa

 

cruditeka.com

Poner todos los ingredientes en un recipiente y triturarlos con una batidora de brazo.

cruditeka.com

A continuación verter la salsa en un bol y aliñarla con eneldo seco y mezclar todo el conjunto con una cucharada para que el eneldo se integre en la salsa.

Servir en un bol y la salsita estará lista para consumir!

cruditeka.com

Esta salsita, 100% crudivegana , 100% natural y libre de grasas saturadas será ideal para untar en ella unos crudités o bien para aliñar cualquier ensalada.

Salud!