Crema cruda de espinacas

Elaboración:  10′    Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 200 gr. de espinacas (mejor baby)
  • 1 aguacate
  • 1 tomate maduro
  • ¼ de cebolla tierna
  • 1 trozo de apio
  • 300 ml. de agua calentada a 45º
  • Sal rosa al gusto
  • Un chorrito  de AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • opcional para decorar: un puñadito de bayas de goji rehidratas (remojadas en agua durante unas dos horas)

cruditeka.com

 

Elaboración:

Limpiar, pelar y trocear las verduras y hortalizas e introducir en el vaso de una batidora junto con el agua. Aliñar con sal y un chorrito de aceite de oliva.

Triturar y ajustar de agua hasta que quede la consistencia de cremita de verduras.

cruditeka.com

 

Servir en un bol y decorar, por ejemplo, con unas bayas de goji rehidratadas en agua y con un chorrito de aceite de oliva.

cruditeka.com

Es una crema 100% cruda y  nadie lo diría porque  su sabor se asemeja muchísimo a una crema de espinacas cocida.

Si no te gustan o no te sientan bien los crudos, puedes como paso previo cocer al vapor las espinacas y dejar crudos el resto de ingredientes. Sin embargo, una forma de que la receta siga siendo crudivegana ( y por tanto manteniendo íntegros todos los micronutrientes y enzimas de las espinacas) es poner el agua un poco caliente pero sin que supere los 42- 45 grados de temperatura.

Si el agua la pones hirviendo habrá pérdida sólo de parte de los nutrientes, pero siempre será un modo de cocción mucho más sano y suave que si empleas el método de cocción.

Salud!