Crema de guisantes raw

Elaboración:  10′  Personas : 4  Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 500 gr. de guisantes frescos desgranados
  • 1 aguacate
  • 1 cebolla
  • ½ litro de leche vegetal
  • Sal rosa al gusto
  • Pimienta negra al gusto

Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

cruditeka.com

 

Elaboración:

Se trata simplemente de verter todos los ingredientes dentro del vaso del triturador y batirlos bien.

cruditeka.com

cruditeka.com

 

Es una crema crudivegana elaborada con guisantes, cebolla tierna, aguacate y leche vegetal. Esta sopa extra cremosa de guisantes está riquísima. Si no eres amante de los crudos puedes escaldarlos, cocerlos al vapor o incluso hervirlos previamente y también estará riquísima.

 

Buen provecho!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crema de brócoli y miso

Elaboración:  15′  Personas : 4  Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • Arbolitos de un brócoli
  • 1 cucharada sopera de miso (mejor sin pasteurizar)
  • 1 rama de apio
  • 1 cucharada sopera de mantequilla de almendras
  • Un chorrito de zumo de limón
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 litro de agua caliente a 40º
  • Una pizca pimienta negra

Opcional: germinados de col lombarda (para decorar) y un chorrito de AOVE

cruditeka.com

Elaboración:

Lavar el brócoli bajo el grifo y cortarle los arbolitos y trocearlos.

Calentar 3/4 litro de agua a unos 40º y 1/4 de litro hasta el punto de ebullición. En el agua llevada a punto de ebullición diluiremos una cucharada sopera de miso.

Crema de brócoli y miso

Introducir en el vaso de la trituradora los arbolitos de brócoli y la rama de apio troceada añadir el resto de los ingredientes (excepto el miso diluido en agua). Triturar junto con los ¾ de agua hasta que quede una consistencia homogénea.

Después añadir a la mezcla triturada el vaso con el miso disuelto y que volver a triturar hasta que se incorpore bien con el resto ya triturado.

Servir y decorar con unos germinados y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

cruditeka.com

Es una crema crudivegana con unas propiedades nutricionales excelentes gracias a las bondades del brócoli, que como crucífera que es resulta un excelente protector de la salud, y del miso, que es pasta de soja fermentada que nos aportan bacterias probióticas beneficiosas para nuestra flora intestinal.

Si los crudos no te gustan o no te sientan bien, puedes elaborar la misma crema pero cociendo al vapor los arbolitos de brócoli y el apio. Se perderá algún nutriente pero seguirá siendo una opción muy saludable.

Buen provecho!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crema cruda de espinacas

Elaboración:  10′    Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 200 gr. de espinacas (mejor baby)
  • 1 aguacate
  • 1 tomate maduro
  • ¼ de cebolla tierna
  • 1 trozo de apio
  • 300 ml. de agua calentada a 45º
  • Sal rosa al gusto
  • Un chorrito  de AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • opcional para decorar: un puñadito de bayas de goji rehidratas (remojadas en agua durante unas dos horas)

cruditeka.com

 

Elaboración:

Limpiar, pelar y trocear las verduras y hortalizas e introducir en el vaso de una batidora junto con el agua. Aliñar con sal y un chorrito de aceite de oliva.

Triturar y ajustar de agua hasta que quede la consistencia de cremita de verduras.

cruditeka.com

 

Servir en un bol y decorar, por ejemplo, con unas bayas de goji rehidratadas en agua y con un chorrito de aceite de oliva.

cruditeka.com

Es una crema 100% cruda y  nadie lo diría porque  su sabor se asemeja muchísimo a una crema de espinacas cocida.

Si no te gustan o no te sientan bien los crudos, puedes como paso previo cocer al vapor las espinacas y dejar crudos el resto de ingredientes. Sin embargo, una forma de que la receta siga siendo crudivegana ( y por tanto manteniendo íntegros todos los micronutrientes y enzimas de las espinacas) es poner el agua un poco caliente pero sin que supere los 42- 45 grados de temperatura.

Si el agua la pones hirviendo habrá pérdida sólo de parte de los nutrientes, pero siempre será un modo de cocción mucho más sano y suave que si empleas el método de cocción.

Salud!