Konjac, los fideos asiáticos de moda

El konjac és una planta medicinal de color morado-violeta,  que crece en los bosques del sudeste asiático recomendada por sus características digestivas y desintoxicantes.

Sólo se usa su parte subterránea, por lo que también se le considera un tubérculo, bulbo o rizoma.

cruditeka.com

Esta raíz se seca y se convierte en harina mediante su molido. A partir de esta harina se elabora la pasta en forma de fideos o tallarines.

Los fideos de konjac son insaboros y el sabor lo obtienen de los ingredientes o alimentos con los que se cocina o acompaña.

No tienen gluten y su origen es totalmente vegetal.

cruditeka.com

Propiedades del konjac

  • Efecto antiestreñimiento
  • Regulador de la digestión
  • Promueve la eliminación de desechos y toxinas
  • Ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre
  • Efecto adelgazante y de saciedad: precisamente es por este efecto por lo que se han puesto de moda pues dado su bajo contenido en sodio, en carbohidratos y en grasas, unido a su alto aporte de fibra, es un alimento nada calórico y con gran capacidad saciante. Resulta por tanto ideal para tomarse en dietas con objetivos de control de peso.

Los fideos o tallarines de konjac son una buena herramienta para comer sin engordar, pero debe tenerse en cuenta que nutritivamente son pobres, por lo que deberán comerse siempre combinándose adecuadamente con una alimentación completa y variada que sí aporte los nutrientes esenciales.

Sigue las claves de Cruditeka para lograr esa alimentación nutritiva y saludable!

Hasta pronto!

Medicamentos versus alimentación

Las personas no morimos “de viejos”. Sin duda, morimos por culpa de las enfermedades que contraemos.

La mortalidad en los países occidentales tiene como causa principal toda una lista de enfermedades, que, por importancia, sobretodo en orden cuantitativo son:

  • Enfermedades coronarias y cardiovasculares
  • Enfermedades pulmonares, Epoc y asma
  • Enfermedades cerebrales (Alzheimer e ictus)
  • Cáncer del aparato digestivo ( pancreáticos, colorrectal, esofágico)
  • Infecciones respiratorias y sanguíneas
  • Diabetes,
  • Hipertensión arterial
  • Enfermedades hepáticas (cirrosis, cáncer de hígado…)
  • Cáncer en la sangre( linfoma, mieloma, leucemia…)
  • Insuficiencia renal
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de próstata
  • Parkinson

La pandemia de estas enfermedades se debe, en gran parte, al cambio producido, ya en casi el mundo entero, hacia una dieta dominada por alimentos procesados y de origen animal (carne, lácteos, huevos, refrescos) y por el azúcar y cereales refinados.

Es una realidad que cuando los países en vías de desarrollo adoptan dietas occidentalizadas las tasas de enfermedad aumentan drásticamente en enfermedades asociadas a la dieta como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Es también una realidad que existen hoy día al abasto de casi toda la población y de casi todos los países desarrollados, medicamentos que pueden ayudar a tractar estas enfermedades.

Así pues, hoy día los médicos prescriben estatinas para reducir el colesterol y en consecuencia para reducir el riesgo de angina de pecho o infarto, o se prescriben inyecciones de insulina para controlar la glucemia en enfermos de diabetes, o diuréticos y antihipertensivos para controlar la hipertensión. Hay un medicamento para tratar cada enfermedad.

cruditeka.com

En cambio, hay una sola dieta para ayudar a prevenir, a detener o incluso a mejorar todas estas enfermedades que pueden llegar a ser mortales. No hay una forma de alimentarse óptima para el pulmón, otra indicada parar el riñón, otra para el hígado y otra para el páncreas. Una dieta recomendable para el corazón, lo es también para el aparato digestivo, por ejemplo.

Los medicamentos apuntan a funciones específicas y tratan únicamente los síntomas de la enfermedad. Sin embargo, una alimentación sana puede beneficiar a todos los órganos y sistemas de nuestro cuerpo conjuntamente, y no tiene efectos secundarios, o mejor dicho, sí los tiene, pero muy beneficiosos, ayudando a combatir la causa de la enfermedad y no sólo a soportar los síntomas.

¿Y cuál es esa dieta “milagrosa”?

Pues es la dieta basada en alimentos de origen vegetal , sin refinar (sin procesar y alimentos integrales) y que no propicia el consumo de carnes, ni de lácteos.

No estoy hablando de seguir una dieta con ningún calificativo “VEG” (vegana, vegetariana, …).

No hablo de etiquetar una dieta, sino de basar una alimentación en la evidencia y en la ciencia, que ha demostrado por activa y por pasiva que los beneficios nutricionales los aportan los alimentos integrales de origen vegetal: verduras, hortalizas, frutas, setas, frutos secos, legumbres, cereales integrales

El beneficio potencial que tiene una buena alimentación es infinito.

No te conformes con los fármacos, apuesta por una dieta saludable. Los medicamentos tienen siempre efectos secundarios indeseables. El efecto secundario de la  alimentación saludable suele ser no tener que tomar más medicinas o, al menos, reducir su dosis significativamente.

Tú escoges la mejor opción!

Besitos!!!

Telómeros: el secreto de la eterna juventud

¿Qué son los telómeros?

Cada célula de nuestro cuerpo contiene 46 hebras de ADN, apareadas en grupos de dos y enrolladas en forma de hélice. Son los cromosomas. En ellos se almacena nuestro material genético. Y en los extremos de los cromosomas encontramos los telómeros, haciendo como de tope, impidiendo que el ADN de los cromosomas se deshilachen. Los telómeros son los guardianes de la información genética de nuestras células. Cuando nuestras células se dividen ellos se encargan de transmitir la información genética de nuestros cromosomas a las futuras células. Cada vez que las células se dividen estos “topes” se desgastan un poco, se van acortando. Cuando ya no pueden acortarse más, la célula ya no se podrá dividir o si se divide, no contendrá la información genética necesaria para funcionar correctamente. La célula entra entonces en un estado de senescencia.

Si bien nuestro sistema inmunológico tiene capacidad para eliminar las células senescentes, a medida que cumplimos años, se va volviendo ineficiente y las células senescentes se van acumulando originando procesos inflamatorios, procesos que acaban desencadenando enfermedades como Alzheimer, Parkinson, fibrosis pulmonar, cáncer, diabetes tipo 2, arteriosclerosis, patologías cardiovasculares, etc….) .El acortamiento de los telómeros se asocia por tanto a enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

cruditeka.com

¿Cómo podemos evitar el acortamiento de nuestros telómeros?

El cuerpo de los seres humanos contiene una enzima llamada telomerasa que ejerce una clarísima función reparadora de los telómeros. La Dra. Elizabeth Blackburn, que en 2009 obtuvo el Nobel de Medicina por el descubrimiento de la telomerasa, junto con el Dr. Dean Ornish, pionero de esta investigación, probaron científicamente que la telomerasa aumentaba significativamente su actividad cuando se lleva un estilo de vida saludable, entendiendo por éste, el estilo de vida en el que están presentes estos requisitos:

  • Alimentación saludable

Se ha comprobado científicamente que hay determinados nutrientes que juegan un papel fundamental en la longitud de nuestros telómeros y que resultan fundamentales para el mantenimiento de la integridad de nuestro ADN, y estos nutrientes son: la vitamina C, el ácido fólico y el potasio.

Las principales  fuentes de estos nutrientes son las frutas y las hortalizas, y por tanto resulta claro que siguiendo una dieta rica en vegetales alargamos nuestros telómeros. Por el contrario, si nuestra dieta es pobre en “alimentos verdes” y rica en grasas saturadas (mantequillas, aceite de palma, manteca, panceta, baicon, embutido, salchichas, morcilla, margarina, patés, carnes grasas, bollería, …) acortaremos nuestro telómeros y envejeceremos prematuramente.

Pues ya sabes, una dieta rica en alimentos de origen vegetal te ayuda a mantenerte joven.

  • Eliminación del hábito del tabaquismo:
  1. Fumar triplica la pérdida de telómeros
  2. Se dice que por cada 10 años que fumamos nuestra piel envejece dos años y medio.
  • Obesidad

A modo de ejemplo, tened en cuenta que las personas obesas menores de 30 años tienen la misma longitud de telómeros que las personas delgadas de 60 años de edad.

Sorprendente, verdad?

  • Estrés, emociones negativas, depresión, impaciencia y factores ambientales

Todo ello también provoca un acortamiento de telómeros prematuro, pues disminuye la telomerasa y aumentan las inflamaciones crónicas y la inmunodepresión.

Es increíble que se haya comprobado médicamente que esa frase que se suele decir a los cascarrabias: “ te harás viejo antes de tiempo” sea una evidencia científica. Debemos plantearnos muy seriamente tener optimismo y positividad en nuestro modo de ser y de actuar.

Conclusión:

Frena la velocidad de acortamiento de tus telómeros y ralentiza el envejecimiento celular comiendo sano y manteniendo un estilo de vida saludable.

En Cruditeka.com encontrarás muchas pautas y recetas para seguir una alimentación saludable.

Si  además quieres saber cuáles son y qué caracteriza a las poblaciones más longevas del mundo, haz click aquí.

Besitos!!!

 

Aprendamos de los más longevos

¿Qué son las zonas azules del planeta?

Son 5 lugares del mundo donde sus habitantes suelen vivir superando los 100 años de edad y gozando de un buen estado de salud. Se les denomina zonas azules porque el explorador y periodista del National Geographic Dan Buettner, estadounidense de Minnesota, en base a la información obtenida por los científicos y demógrafos, en 2005 marcó en color azul 5 localizaciones en un mapamundi coincidentes con las poblaciones más longevas de la Tierra.

 

¿Cuáles son esas 5 zonas azules concretamente?

  • Isla de OKINAWA (Japón)
  • Isla de IKARIA (Grecia)
  • LOMA LINDA (California)
  • Península de NICOYA (Costa Rica)
  • CERDEÑA (Italia)

 

De todos estos lugares, Okinawa destacaba muy especialmente.

 

Cruditeka.com

 

¿Qué tienen en común estas 5 poblaciones?

En todas ellas los demógrafos e historiadores han visto coincidir determinados hábitos y comportamientos que dan como resultado una alta incidencia de casos de longevidad.

Veamos cuáles son esos hábitos:

1.- ACTIVIDAD Y EJERCICIO MODERADO PRACTICADOS REGULARMENTE (NO DE GIMNASIO SINO EJERCICIO FÍSICO DIARIO POR LA ACTIVIDAD QUE LES CONLLEVA VIVIR EN LOS ESPACIOS QUE LES RODEAN : HUERTO, CORTAR LEÑA, ATIZAR EL FUEGO…)

2.- DIETA EQUILIBRADA, BASADA EN MUCHOS ALIMENTOS DE ORIGEN VEGETAL Y MUY POCA CARNE. COMEN DESPACIO, Y NO DEMASIADA CANTIDAD (SÓLO SACIAN SU ESTÓMAGO UN 80% DE SU CAPACIDAD). SUELEN BEBER UNA O DOS COPAS DE VINO TINTO AL DÍA.

3.- NO TIENEN ESTRÉS, SE TOMAN LAS COSAS CON CALMA, MEDITAN, SE RELAJAN, HACEN SIESTAS

4.- TIENEN UNA VIDA SOCIAL AGRADABLE, UNAS RELACIONES PERSONALES SATISFACTORIAS, PARTICIPAN Y COLABORAN POR EL BIEN DE LA COMUNIDAD. FORTALECEN Y ESTRECHAN SUS LAZOS FAMILIARES AL CONVIVIR, ABUELOS, PADRES Y NIETOS Y COMPARTIR TIEMPO JUNTOS)

5.- TIENEN UN MOTIVO POR EL QUE LEVANTARSE CADA MAÑANA, UN PROPÓSITO, UN “IKIGAI”.

6.- TIENEN CONTACTO DIARIO Y CONSTANTE CON LA NATURALEZA

 

LO QUE NADIE CUENTA…

Hasta aquí no os habré explicado nada nuevo o distinto de lo que aportan las

Es una realidad que Okinawa tiene unos índices muchísimo menores que Estados Unidos de muerte por enfermedades del corazón, por cáncer de próstata, de colon y de mama.

En cuanto a la alimentación se refiere, parece que la clave es:

  • La restricción calórica: hay una norma cultural y costumbrista de no comer en exceso. En Okinawa se practica El Hara Hachi Bu, método por el cual se deja de comer un poco antes de encontrarse totalmente saciado.
  • La naturaleza vegetal de la dieta, que a su vez ayuda a la restricción calórica porque los vegetales son bajos en calorías.

Cruditeka.com

 

La fama real y merecida de los Okinawenses los ha “colocado en el mapa”. Okinawa hace ya unos años que es muy visitada turísticamente precisamente porque los visitantes quieren apreciar y conocer en vivo el estilo de vida de los Okinawenses. Y claro, está pasando lo que tenía que pasar, que su longevidad va a quedar en el pasado.

En Okinawa ya encontramos más de doce restaurantes de cadenas de fast food (KFC concretamente). Sus habitantes, en sólo dos generaciones, ya han triplicado sus niveles de sodio y de grasa saturada, tienen deficiencia de potasio, y ya no son la población más delgada de Japón.

Sin duda nos hallamos ante la paradoja de que a nivel de salud se hace necesario recomendar a los okinawenses  que sigan una dieta okinawense. La longevidad hay que cultivarla.

Salud!

Precauciones al comer fruta

ENGORDA LA FRUTA?

SON RECOMENDABLES LOS ZUMOS DE FRUTAS?

La fruta es uno de los alimentos más saludables y recomendables que hay. Su alto contenido en micronutrientes (vitaminas, minerales y oligoelementos) hacen que sea un alimento natural increíble por su aporte de nutrientes al organismo humano.

Sin embargo, y a pesar de que debemos comer fruta a diario, y puesto que la fruta contiene fructosa, debemos tomar algunas precauciones a la hora de ingerir frutas.

¿Qué es la fructosa?

La frutosa es el azúcar que contienen las frutas, la miel y, en pequeñas cantidades, algunas hortalizas.

En sí misma, la fructosa ingerida sin hiperdosificación, y cuando es ingerida en cantidades constantes según las costumbres alimenticias medias europeas, no es causa de enfermedades metabólicas.

A pesar de que tiene un índice glucémico mucho más bajo que la glucosa, algunos estudios reflejan que las ingestas altas de fructosa pueden provocar alteraciones metabólicas. Muchos de estos estudios se han realizado en animales, o son ensayos de sobrealimentación a corto plazo en humanos, con niveles de fructosa mucho mayores de los que se consumen habitualmente y por tanto en condiciones de hiperdosificación, y en estos casos la fructosa se convierte en grasa rápidamente y provoca obesidad, además de aumentar considerablemente los niveles de triglicéridos en sangre. La fructosa es el antígeno de los glóbulos rojos y por eso se debe evitar su consumo en pacientes con cáncer de sangre y/o anemia, y también en los que sufren patologías hepáticas.

¿Cuál es la mejor forma de comer fruta?

Por tanto, hay tres recomendaciones básicas a la hora de comer fruta:

1.- Mejor tomar la fruta sola, no como postre o acompañada de otros alimentos.

El mejor momento para tomar las frutas es con el estómago vacío bien por la mañana cuando nos disponemos a desayunar, como tentempié o como entrante de una comida, y no en el postre.

El argumento es sencillo. Los azúcares que abundan en las frutas, junto con el 90% de agua que contienen, más sus vitaminas y minerales, son carbohidratos simples que se metabolizan muy rápido si no se ingieren acompañadas de otros nutrientes.  Si se ingieren solas las frutas, se mantienen escaso tiempo en el estomágo. Pero si se toman después de una comida copiosa rica en carbohidratos complejos y rica en proteínas, no se digieren rápidamente. Hay que tener en cuenta que la digestión de las proteínas es más lenta que la de los carbohidratos complejos y que éstos tardan más en digerirse que los azúcares simples de la fruta. Si el intestino no se halla en situación de hacer frente a ese aumento de carga, se produce una dificultad para metabolizar los nutrientes, fermentaciones en el aparato digestivo, proliferación de flora bacteriana patógena, indigestiones, gases, hinchazón abdominal, pesadez estomacal, etc.

Pero hay algunas excepciones: la manzana, la papaya y la piña. La manzana contiene sustancias que favorece la digestión de los almidones. La piña contiene bromelina y la papaya contienen papaína, ambas enzimas que facilitan la  digestión de las proteínas. Por eso es bueno comerlas, por ejemplo, antes de una barbacoa de carne, pues nos facilitará una buena digestión.

2.- Mezclar los zumos de fruta sin fibra (los licuados o zumos sin pulpa) con verduras u hortalizas no dulces

Aún tomando la fruta sola, y por la mañana con el estómago vacío, deberíamos tener presente que si la tomamos en forma de zumo sin pulpa, la frutosa que ingerimos es un carbohidrato simple (no complejo porque carece de fibra) y se metaboliza de forma inmediata provocando un importantes picos de azúcar en sangre, con los consiguientes problemas metabólicos que ello puede comportarnos: sobrecarga del páncreas,  dificultad para crear insulina, diabetes, aumento triglicéridos, aumento colesterol, obesidad, etc…).

El riesgo de los picos de glucosa en sangre por la fruta se producen por tanto cuando son zumos y cuando son zumos de las frutas más dulces (por ejemplo, naranjas). Por ello es conveniente combinar los zumos de naranja por ejemplo con un pomelo y con algún vegetal  u hortaliza no dulce como por ejemplo, jengibre, apio o espinacas.

3.- Evitar comer sólo las frutas más dulces y come frutas neutras.

Todas las frutas son buenas, pero pensando en clave metabólica, las frutas neutras son muy muy convenientes y no provocan aumentos del nivel de azúcar en nuestra sangre.

Estas frutas más neutras y menos dulces son:

Pomelo, fresas, arándanos, moras, grosella, manzana, granada, frambuesa, cacao, coco, aguacate, frutos secos (almendras, avellanas, anarcardos, macadamias, nueces…)

 

CONCLUSIÓN:

No demonicemos la fruta. La fruta es un alimento que nos ofrece la naturaleza que nos aporta muchos nutrientes necesarios. Simplemente toma algunas precauciones a la hora de ingerirla y tu salud te lo agradecerá!

Besitos!!!

Soja sí, soja no

A finales del siglo XX era la panacea nutricional, especialmente indicada para combatir desórdenes menopáusicos, excesos de colesterol en sangre, problemas cardiovasculares e incluso cánceres.

Sin embargo, a poco que se averigua y ahonda en conocimientos nutricionales, son ya muchos expertos los que desaconsejan el consumo de soja, y en especial la contraindican para personas con desarreglos hormonales, menopausia o problemas de tiroides.

¿Soja sí o soja no?

Como antecedente a la respuesta, creo necesario explicar primero que la soja desde el punto de vista industrial, es un alimento con miles de aplicaciones por su riqueza en proteínas, grasas saludables, gran plasticidad y bajo coste económico. Todos ingredientes muy estimados por la industria alimentaria, hecho que ha propiciado que en la actualidad, el 99% de la soja que se cultiva sea transgénica y que para su procesamiento industrial se utilicen los métodos industriales más agresivos.

Dicho esto, es innegable que el grano soja es un tipo de legumbre que tiene todos los aminoácidos esenciales, y que es rico en fibra, vitamina B (excepto B12), potasio, fósfora, calcio y magnesio. Contiene además estrógenos vegetales, que son los encargados de efectuar la regulación hormonal del cuerpo de las mujeres. Estas bonanzas justifican por qué hace años fue tan y tan recomendada en general y en especial para mujeres menopáusicas.

El boom de la soja acarreaba tanto beneficio económico para la industria alimentaria que se obviaron informaciones como las siguientes:

  • Que al ser transgénica, contiene disruptores endocrinos, que lejos de regular el sistema hormonal, los desequilibra y puede acarrear serios problemas de salud. Si quieres saber qué son y que provocan los disruptores endocrinos haz click aquí.
  • Que es inhibidora de las proteasas, en concreto de las tripsinas, que son las enzimas necesarias para que nuestro organismo degrade la proteína, y que este factor inhibidor no se desactiva ni con la cocción, sino únicamente mediante la fermentación de la soja, proceso muy lento que dura desde meses hasta años.
  • Que para obtener derivados de la soja la industria emplea SPI (aislado de proteína) y TVP (proteína vegetal texturizada), que somete a elevadas temperaturas que además de no frenar la inhibición de la tripsina, desnaturaliza la proteína de la soja y genera nitritos carcinógenos y toxinas cancerígenas. Ello sin contar, además, que suelen añadírsele saborizantes artificiales.

Veamos por ejemplo los ingredientes de una leche de soja, y recordad que los ingredientes en las etiquetas se ordenan por orden cuantitativo, es decir, que los primeros que se nombran son los que se halla en mayor proporción y cantidad en ese alimento:

Jarabe de maíz, aislado de proteína de soja (SPI), aceite de soja parcialmente hidrogenado, azúcar, vitaminas y minerales, maltodextrina, sal, sabores artificiales, mono y diglicéridos.

cruditeka.com

Lo véis, verdad?!

¿Significa ello que la soja es mala o lo que es lo mismo, que no es saludable? Pues no siempre.

La soja es un alimento saludable cuando:

  • No se come de forma indiscriminada y en todas sus formas de procesado. No debemos consumirla en exceso (leche de soja, yogur de soja, grano de soja…) pues entonces se convierte en un disruptor endocrino además de provocar un exceso de consumo proteico.
  • Se encuentra en forma natural y no manipulada genéticamente, pues el peligro de los transgénicos es que el cuerpo no los reconoce. La soja debe consumirse siempre ecológica, evitando así que no contenga ni abonos químicos ni pesticidas.
  • Ha sido fermetada de forma natural. Es un processo que dura mucho tiempo y por el que se consigue un alimento sano y fácilmente asimilable por nuestro organismo y que inactiva los inhibidores de proteasas que contiene la soja.

La soja fermentada produce alimentos sanísimos como el MISO NO PASTEURIZADO, el TEMPEH y la SALSA DE SOJA ECOLÓGICA.

CONCLUSIÓN:

Consume soja cuando estés puedas asegurar que cumple estos tres requisitos,  y no caigas en el engaño de que genéricamente la soja es un alimento ideal para tu salud.

Por cierto, tén en cuenta que los SPI y los TPV son omnipresentes hoy día en bebidas comerciales, panificados, falsos alimentos dietéticos, golosinas, embutidos, imitaciones cárnicas, barritas de cerales, mayonesas y salsas, helados y derivados de lácteos.

Salud!

 

Los disruptores endocrinos

¿Qué son los disruptores endocrinos?

Son unas sustancias químicas con capacidad de producir alteraciones en los sistemas endocrinos y desequilibrios en los sistemas hormonales de los seres vivos, tanto en los humanos como en los animales, y por tanto de afectar a numerosas funciones vitales relacionadas sobre todo con el desarrollo sexual y la fase de crecimiento.

En consecuencia, pueden llegar a causar:

  • trastornos en la reproducción de la mujer (como la infertilidad, la pubertad o menarquía precoces, cáncer de mama, ….) y del hombre (problemas en la calidad seminal, afecciones de próstata…)
  • trastornos metabólicos tales como la diabetes o la obesidad
  • enfermedades neurológicas (Parkinson, cáncer de tiroides, TDA, hiperactividad, trastornos del comportamiento…)
  • trastornos cardiovasculares (hipertensión arterial, cardiopatías, insuficiencias cardíacas, palpitaciones, ….)

Todas las personas estamos expuestas al riesgo que suponen estas sustancias que nos pueden provocar todos estos problemas de salud, muchos de ellos de efectos irreversibles, y por ello, en la medida en que podamos debemos tomar las precauciones que estén a nuestro abasto para evitarlos.

Es importante destacar que muchos de estos disruptores endocrinos entran en nuestro organismo a través de la ingesta de alimentos.

 

Ejemplos de disruptores endocrinos

  • Hormonas naturales que contienen las carnes y los pescados.
  • Hormonas de tratamiento (como las que se administran por ejemplo para crear musculación)
  • Bisfenol A o BPA, que lo contienen las botellas de plástico y los revestimientos interiores de las cantimploras de aluminio.
  • Microestrógenos producidos por el hongo Fusarium, que es un moho que se encuentra en suelos y contamina las plantas produciendo tóxicos como son la fumonisina y la tricotecenina.
  • Dioxinas (se originan por ejemplo al quemarse bosques y se acumula en la grasa de los animales cuando ésos beben agua de manantiales contaminados de dioxinas o comen hojas)
  • Ftalatos (tipo de hidrocarburo que se encuentra en pinturas, pegamentos, cosmética, esmalte de uñas…)
  • Metales pesados como el cadmio, arsénico o mercurio
  • Plaguicidas, pesticidas y productos fitosanitarios (como el glifosato y el clorpirifós, entre muchos otros). ¿Sabías que en España se comercializaron en 2014 casi 80.000 toneladas de plaguicidas!!!?

Ecologistas en Acción publicó su informe “Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores” basado en datos de la  AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, concluyendo que España es el país europeo con mayor consumo de pesticidas. El problema de los plaguicidas es un tema de estudio recurrente en la OMS (Organización Mundial de la Salud) desde el año 2002.

La EFSA (Autoridad europea de Seguridad Alimentaria) junto con la ECHA (Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos) han elaborado la Guía para la identificación de los disruptores endocrinos en base a los criterios establecidos por diversos Reglamentos de la Unión Europea, todo ello con la finalidad de evaluar los distintos productos fitosanitarios.

cruditeka.com

Cómo evitar los disruptores endocrinos

Evitarlos por completo es prácticamente una misión imposible, pero sin duda podemos minimizar su ingesta:

  • Consumiendo productos orgánicos certificados ( o lo que es lo mismo, productos ecológicos o bio)
  • Reduciendo y no abusando del consumo de alimentos de origen animal, y en especial de carnes y pescados crudos, ya que algunos disruptores se destruyen con la cocción.
  • Evitar los productos transgénicos, y de productos tan alterados como son el maíz y la soja.
  • Lavando muy bien las verduras y frutas, y en especial de aquéllas que no sean orgánicas.
  • Utilizar envases, botellas y tupers de cristal.
  • No calentar alimentos en el microondas (electrodoméstico que desaconsejo por desestructurar los alimentos al someterlos a ondas de tan elevadísima temperatura), con envases de plástico, puesto que los envases de plástico aptos para microondas tienen gran componente de BPA.

Es sorprendente que el término “disruptor endocrino” sea un concepto ignorado por muchos de nosotros  (yo misma hace bien poco que he sabido de él), y resulta cuanto menos paradójico que, estando tan presente, aunque sea de forma involuntaria en nuestra alimentación, en nuestro hábitos y en nuestro ambiente, no se suela conocer con esta terminología. Hemos oído y leído sobre los efectos de los pesticidas, sobre las hormonas de carnes y pescados, y también sobre los efectos nocivos de los plásticos (BPA) pero, al menos yo, desconocía que todos ellos se engloban dentro del concepto de “disruptor endocrino”.

Espero que te haya resultado útil esta información.

Besitos!

La importancia de las enzimas

¿Qué son las enzimas?

Las enzimas son unas moléculas orgánicas responsables de provocar la catalización de reacciones químicas en las células de nuestro organismo.

Son como aceleradores de la velocidad a la que se producen esas reacciones que nos permiten unas funciones vitales básicas para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente, permitiendo:

  • Metabolizar los alimentos que ingerimos
  • Depurar los desechos tóxicos
  • Efectuar la correcta función celular

De ahí que las enzimas se consideren sustancias tan valiosas.

 

¿De dónde las obtenemos?

Por un lado, las obtenemos de los alimentos vivos. A través de su consumo obtenemos las enzimas digestivas, que son las necesarias para la degradación de los alimentos y además aportamos enzimas a las reservas del cuerpo.

Por otro lado, nuestro propio organismo genera también enzimas, las enzimas metabólicas, que posibilitan gran cantidad de procesos orgánicos básicos y fundamentales como son la depuración, la regeneración y la reparación.

 

¿Cómo afecta la cocción de los alimentos a las enzimas?

Las enzimas son sensibles a los procesos de cocción (son termosensibles), por lo que se destruyen con los procesos de cocción.

Cuando sometemos a cocción los alimentos, éstos dejan de aportarnos enzimas y obligamos al cuerpo a que use sus reservas enzimáticas para destinarlas a la digestión.

Si, por el contrario, consumimos los alimentos crudos (entendiendo como tales aquellos que no han superado en su proceso de cocinado una temperatura de 42º), aprovechamos al máximo su aporte enzimático y eso hace que ahorremos reservas enzimáticas, recuperemos la salud y vivamos mejor.

 

 

Evitando o minimizando la cocción de los alimentos, no sólo evitamos la destrucción enzimática sino que evitamos la destrucción de muchos tipos de vitaminas, y de los antioxidantes.

Es importante recordar aquí que los procesos de activación, germinación y fermentación de los alimentos producen un incremento exponencial del aporte de enzimas y vitaminas de los mismos.

Por el contrario, debemos tener en cuenta que los conservantes que contiene los alimentos industrializados y los procesados comerciales son inhibidores enzimáticos.

 

Mi consejo:

Preservar los nutrientes es básico para que nos aprovechemos de su función energética y vibracional. Si quieres más información sobre estas importantísimas funciones de los nutrientes haz click aquí.

Te animo a que incorpores alimentos vivos a tu dieta de forma habitual. No es necessário que toda tu dieta sea cruda, ni tan siquiera que toda tu dieta sea de origen vegetal, pero sí es muy muy conveniente que te olvides de los alimentos muertos y que introduzcas alimentos vivos sin cocción de forma habitual.

Si lo haces, tú mismo/a notarás los cambios beneficiosos que ello produce a tu organismo.

En  Cruditeka te doy muchas ideas para que te sea fácil al menos, intentarlo.

Ánimo! Y si te “enganchas” ya me contarás…!

 

 

 

Salicornia, el espárrago de mar

Fue un impulso. Uno de esos “impulsos verdes” que padezco de vez en cuando. Entré en el supermercado para hacer mi compra habitual. Como siempre, me detuve en el apartado de frutas y verduras. Y allí, en uno de sus estantes, había unas de esas bandejitas envueltas en papel film con esas raras hierbas verdes. Miré la etiqueta: “Salicornia”- decía. Jamás la había visto antes ni había oído hablar de ella. Ni tan sólo había leído sobre ella. Y no pude reprimir mi curiosidad y la compré. En valor absoluto no era cara, pues la bandejita costaba 1,95 euros (aunque, como su peso era de 100 gr.,  eso representa que el kilo cuesta 19,50 euros!). Y me arriesgué. Quería probarla y sobre todo, y antes que nada, saber qué era.

Literalmente el término “salicornia” significa “cuernos salados”, y se le conoce también como alacranera, hierba de San Juan, hierba salada o espárrago de mar.

Crece de forma salvaje en los márgenes de torrentes justo antes de llegar al mar, o en los márgenes de las marismas. A veces inundadas por aguas saladas.

Son carnosas, con una textura muy parecida al espárrago triguero, aunque mucho más tierna. Un sabor finísimo y con un ligero toque salado.

De sus semillas se extrae un aceite muy preciado tanto para fines cosméticos como culinarios.

Son ricas en aminoácidos (precursores de la proteína), hidratos de carbono, ácidos grasos insaturados (y por tanto saludables, beneficiosos para el corazón), vitaminas, y minerales (especialmente calcio, magnesio, sodio, yodo y potasio). En los roedores potencian positivamente y de forma muy significativa las células del sistema inmunológico. Todo apunta a posibles futuros usos terapéuticos de este vegetal.

Pueden consumirse en crudo, al vapor, ligeramente salteadas o fritas.

Opté por comer en crudo la mitad de la cantidad que había en la bandeja que adquirí, lavando y troceando la plantita en porciones de 1 cm y añadiéndola como ingrediente a una de mis ensaladas. La otra mitad, la horneé durante 5 minutos a 170 grados como acompañamiento o guarnición de uno de mis platos y recién salida del horno la salpimienté y la rocié con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

cruditeka.com

cruditeka.com

Nos encantó!! Incluso al pequeño de la casa!. Tanto en crudo como cocida. Tiene un sabor muy agradable, fino y nada extravagante. No sé bien cómo definirlo, pero creo que el apodo de espárrago del mar es realmente acertado.

Sé que no es habitual encontrarlo en los supermercados, pero si como yo, tenéis la suerte de tropezaros con la salicornia, no dudéis en probar este fantástico vegetal que nos proporciona la naturaleza.

Besitos!!!

El agua con gas, ¿favorece la digestión?

No hay quien se aclare! Unos dicen que el agua con gas favorece la digestión, mientras que otros aseguran que el gas en los líquidos nos provoca hinchazón abdominal, flatulencias e indigestión.

Una vez más, dos respuestas totalmente contradictorias ante una misma pregunta: ¿el agua con gas favorece la digestión? Y nuevamente la respuesta ni es un absoluto “Sí”, ni un absoluto “No”.

La respuesta pasa por conocer que hay varias tipologías de agua con gas o carbonatadas:

  • Agua mineral o agua procedente de los manantiales: contiene minerales de forma natural.
  • Agua carbonatada artificialmente, a la que se le añade sal y se la mineraliza artificialmente. Dentro de esta tipología se incluye el agua tónica, a la que además se le añade quinina, o los refrescos, a los que se les añade saborizantes, azúcar y/o jarabe de maíz de alta fructosa.
  • Agua que se obtiene en la fermentación del kombucha o del kéfir de agua: es agua fermentada repleta de bacterias probióticas (= pro vida).

Pues bien, la respuesta a la pregunta está en función de qué agua se trate:

  • Cuando el gas es natural, esto es, cuando se obtiene por fermentación del hongo kombucha o del kéfir de agua y también cuando el agua está carbonatada de forma natural por proceder de los manantiales, es saludable y adecuada puesto que :
  • favorece la digestión
  • alivia el dolor de estómago
  • combate el estreñimiento
  • mejora la capacidad de deglución
  • es un buen aliado a la hora de perder peso
  • disminuye el nivel de colesterol malo
  • ayuda a controlar el azúcar en sangre
  • produce mejor retención del calcio

Sin embargo, cuando el agua se carbonata artificialmente (refrescos, tónicas, bebidas embotelladas comerciales, etc.) se obtiene un líquido artificial, nada aconsejable para nuestra salud puesto que :

  • acidifica nuestro organismo
  • puede dañar el esmalte de los dientes
  • provoca hinchazón abdominal
  • aumenta los niveles de azúcar en sangre

Conclusión: Cuidado con el agua con gas embotellada que venden  los comercios. Muchas veces es consumida para lograr mejorar la digestión y con la convicción de que es un líquido saludable, pero la realidad es que sólo el agua carbonada que emana de los manantiales y la resultante de la fermentación del kombucha o del kéfir de agua son realmente beneficiosas para nuestra salud y favorecedoras de la digestión.

Espero que te sea útil esta información.

See you!