Panellets Raw

Elaboración: 1h. (4h. remojo anacardos)| Personas: 6 | Dificultad: Baja

Ingredientes (18 unidades)

  • 1 tazas de anacardos crudos remojados durante mínimo 4 horas (unos 100 gr)
  • 3 o 4 dátiles medjool deshuesados
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco
  • Copos de avena ( 100 ml de un medidor de cocina)
  • Una pizca de sal rosa

Rebozados

  • 100 gr. de piñones crudos pelados (panellets de piñones)
  • 50 gr. de almendra molida pelada y cruda (panellets de almendra)
  • 15 gr. de cúrcuma en polvo en especia (panellets de cúrcuma)
  • 15 gr. de cacao puro 100% en polvo (panellets de chocolate)
  • 15 gr. de semillas de sésamo (panellets de sésamo)

foto-1

Elaboración

Triturar con una batidora de brazo los copos de avena (se trituran fácil y rápido en 10 segundos y queda una consistencia de harina enseguida).

 

foto-2

foto-3

Después añadir los anacardos escurridos y volver a triturar.

foto-4

Añadir a la mezcla el aceite de coco, la pizca de sal y los dátiles troceaditos (como a mi me gustan los postres poco dulces le pongo sólo 3 dátiles, pero puedes aumentar el número de dátiles al gusto). La mezcla resultante será la masa base de los panellets.

foto-5

A partir de ahí hay que coger con una cucharita de postre porciones de masa y con las manos formar bolita a bolita.

foto-6

foto-7

En un plato vertir los piñones, o bien la almendra molida, o bien la cúrcuma, o bien el cacao, o bien el sésamo, y hacer rodar la bolita por encima de ellos para que quede íntegramente rebozada.

foto-8

foto-9

foto-10

foto-11

foto-12

Los panellets son un postre catalán muy tradicional que se come en otoño y especialmente en la noche del 31 de octubre para celebrar la Castañada. Esta versión raw resulta muy nutritiva y no hace uso ni de azúcar ni de patata o boniato cocidos que es lo que suele usarse habitualmente para hacer la masa.

foto-14

Los panellets de piñones suelen ser los que más gustan, son los más típicos y los más preciados, pero también son los más entretenidos y laboriosos puesto que hay que tener un poco más de paciencia para rebozarlos íntegramente de piñones manteniendo su forma redondita.

foto-13

Es un postre ideal para hacerlos con niños, porque les encanta formar bolitas a modo de plastelina.

Salud!

Bastoncitos de boniato al curry

Elaboración: 40′ | Personas: 4 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 750 gr. de boniatos
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de curry picante (o curry normal con un poco de pimentón picante)
  • ¼ cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco
  • Una pizca de sal

img_8974

Elaboración

Precalentar el horno a 200º durante 10 minutos.

Mientras se calienta el horno, lavar, pelar y cortar los boniatos a modo de patatas fritas.

En un bol mezclar el resto de ingredientes. Quedará una especie de pasta. Introducir los trozos de boniato e impregnarlos mezclándolos con la pasta del bol.

img_8999

Poner los trozos de boniato impregnados sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel de horno. Hornear durante 25 minutos a 180º.

img_8998

Estos bastoncitos están riquísimos y puedes acompañarlas con un kétchup crudivegetal de bayas de goji, natural y sin aditivos ni conservantes.

img_9001

Salud!

Ketchup de bayas de Goji

Elaboración: 10′ (1h. remojo algunos ingredientes)| Personas: 4 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 100 gr. de tomates secos hidratados durante mínimo una hora remojándolos en agua
  • 1 tomate pequeño
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Un trocito de cebolla
  • 1 cucharada de postre de miel
  • 40 gr. de bayas de goji hidratadas durante mínimo una hora remojándolas en agua.
  • Una pizca de sal marina

img_8977

Elaboración

Poner todos los ingredientes juntos en un recipiente y triturar con la batidora de brazo o de vaso.

img_8987

 

img_8988

Salud!

Castañas y boniatos, los reyes del otoño

El otoño es una estación del año de cambios en el tiempo, de recogimiento interior y en la que nos preparamos para ver llegar el frío y la lluvia.

Y para mitigar ese frío, ya desde hace mucho tiempo, se comen, bien calentitos, los frutos que brinda esta estación.

Castañas

chestnut-1698692_1920

Las castañas son unos frutos secos muy saludables.

Propiedades:

  • Alto contenido en hidratos de carbono (42-44% de su composición) y proteínas.
  • Bajo aporte de grasas (1-2%), por ello, a diferencia de otros frutos secos no suponen un aporte calórico extra. La mitad de la composición de la castaña es agua. 100 gr de castañas (10 castañas aproximadamente) aportan sólo 200 calorías.
  • Tienen un alto contenido en fibra (5-8%) provocan y de ahí su efecto saciante y antiestreñimiento.
  • Aportan vitaminas del grupo B.
  • Son fuente importante de minerales, entre los que destacamos el magnesio, hierro, fósforo y un grandioso aporte de potasio, por lo que ayudan a una buena circulación sanguínea y son muy recomendables para personas que sufren hipertensión.
  • También son destacables la vitamina C y el ácido fólico, aunque cuando se cocinan pierden su vitamina C y se reduce a la mitad su ácido fólico.

Suelen ser conocidas porque hacen que las digestiones resulten pesadas, sin embargo si las comemos lentamente y masticando bien, se minimizan o anulan estos efectos.

¿Cómo pelarlas fácilmente?

Seguro que todos comeríamos más castañas si no fuera por su cáscara y por esa piel peludita y engorrosa que cuesta tanto separar del fruto.

Veamos distintas maneras de hacer fácil esta árdua tarea:

  • Horno: Todos sabemos que si las asamos al horno haciendo una incisión en su cáscara, además de estar riquísimas, se pelan muy fácilmente. Sin embargo, no recomiendo este método, las altas temperaturas del horno reducen o anulan muchos de sus nutrientes.
  • Microondas: durante los últimos años se está difundiendo el truco del microondas para pelar castañas fácilmente (que consiste en hacer una incisión en cada castaña, colocándolas en un bol cubiertas de agua y aplicarle 20 segundos de potencia máxima de microondas). Funciona, pero no os lo recomiendo porque las ondas electromagnéticas del microondas rompen la cadena química vital o estructura del alimento en la que se encuentran sus principios vitales y energía.
  • Escaldado: Se pone un cazo con agua y se lleva a ebullición. Cuando rompa a hervir, sumergimos durante tres minutos máximo las castañas (dos minutos si son pocas y pequeñas), a las que previamente les habremos hecho una incisión en la cáscara. Al sacar las castañas hay que ponerlas inmediatamente bajo un chorro de agua fría, para cortar la cocción, de manera que habrán estado sometidas a un proceso de cocción muy leve y mantendrán casi íntegramente todos sus nutrientes. Enseguida, y aún estando calentitas hay que pelarlas. Tanto la piel externa como la interna se irán levantando con facilidad. Si se dejan enfriar se pelará fácil la cáscara exterior pero la piel interna de la castaña seguirá siendo “misión imposible”.

Boniatos

sweet-potatoes-996_1920

Los boniatos o batatas tienen propiedades comunes con las castañas y comparten el trono de los vegetales de otoño.

Propiedades:

  • Tienen tanto betacaroteno como las zanahorias y tanta vitamina C como las patatas, pero además contienen potasio, hierro, calcio, magnesio fósforo y fibra en cantidades significativas.
  • Moderado en proteínas (1,7%), sus nutrientes mayoritarios, sin embargo, son los hidratos de carbono, que se absorben lentamente sin provocar subidas de insulina por lo que es recomendado para mantener los niveles de azúcar en sangre.
  • Un boniato asado de 200 g aporta 195 calorías, pero como no tiene grasas y sacia mucho, evita que se coma más de otros alimentos menos equilibrados. Además, resulta balsámico para el estómago.

Consejos para su consumo:

Siempre se debe consumir cocinado ya que al hervir el tubérculo o exponerlo a altas temperaturas se destruyen los alcaloides que contiene, en concreto la dioscorina (compuesto orgánico tóxico que producen algunos vegetales para defenderse de ataques de insectos y hongos), que consumida en muy grandes cantidades, provocaría convulsiones y tiene actividad paralizante del sistema nervioso.

El frigorífico afeará su aspecto y la textura de su carne, por lo que en crudo no debería conservarse en su interior. Si se trocea antes de cocinarlo debe utilizarse rápidamente o sumergirse en agua para evitar oxidaciones y ennegrecimientos.

Tienen la mala fama de que engordan mucho, sin embargo, eso es así cuando se acompañan de comidas copiosas, panellets, vino moscatel, etc…

Os recomiendo que los probéis cocinados al vapor y aliñados con sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Están deliciosos!

Ensalada shiitakes y bayas de goji con aliño de mostaza y miel

Elaboración: 10′ (1h. Hidratación bayas + 2h. Hidratación setas)| Personas: 1 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • Cualquier tipo de lechuga u hoja verde
  • Un puñado de setas shiitake
  • Media cebolla tierna
  • Medio puñado de bayas de goji

Aliño de mostaza y miel (ver post)

img_8731

Elaboración

Emplatar una base de cualquier tipo de lechuga u hoja verde (yo he utilizado una mezcla de brotes tiernos y rúcula) y sobre ella, disponer los trocitos de setas shiitake, los trocitos de cebolla tierna y las bayas de goji (las cuales habrán sido rehidratadas previamente sumergiéndolas en agua durante mínimo una hora).

Elaborar el aliño de mostaza y miel y verterlo sobre la ensalada.

shiitakes y goji

Las setas shiitake puedes utilizarlas frescas o secas (previa hidratación de las mismas sumergiéndolas en agua durante mínimo dos horas).

Si no tienes o no te gustan los shiitakes puedes usar champiñones o cualquier otro tipo de seta.

Salud!

Setas shiitakes, un ejército de defensas

Son unos hongos de origen del Este Asiático que tienen propiedades medicinales gracias a un componente denominado lentinano que es el responsable de que refuercen las defensas del organismo de forma sorprendente, al estimular la producción de linfocitos y mejorar nuestro sistema inmunológico.

Contienen también eritadina, sustancia gracias a la cual reducen los niveles de colesterol en sangre y la tensión arterial.

A pesar de que suele decirse que tiene eficacia anticancerígena, su eficacia en este sentido ha sido sólo probada en ratones de laboratorio y aunque se ha obtenido un porcentaje muy alto de remisión de tumores, no existen pruebas concluyentes en humanos.

Pueden encontrarse shiitakes frescos, congelados o secos. Si están secos o deshidratados, deben hidratarse (remojándolos en agua durante un par de horas al menos) antes de consumirse.

Los shiitakes pueden consumirse crudos o cocidos. Hay quienes dicen que no deben consumirse crudos porque provocan malestar digestivo o reacciones alérgicas. Sin embargo hay tres motivos por los que yo no comparto esa opinión: primero, en Asia (país de donde son originales) los comen crudos; segundo, son muchos los expertos en nutrición que aseguran que pueden comerse tanto crudos como cocidos; y tercero, y para mi el motivo más inequívoco, es el hecho de que tanto yo como mi familia los consumimos crudos habitualmente y nos sientan de maravilla.

Desde el punto de vista nutricional destacaré que los shiitakes:

  • No tienen grasas.
  • Tienen un alto contenido en hierro, zinc y magnesio.
  • También tienen grandes cantidades de proteínas y fibra
  • Son poco calóricos (sólo 35 o 40 calorías por cada 100 gramos
  • Contienen 9 aminoácidos esenciales (especialmente Metionina y Arginina)
  • Contiene vitaminas del grupo B y D2

Comer shiitakes aporta a a nuestro organismo un auténtico “ejército de defensas”.

Aprovéchate de sus beneficios!

Sobrasada

Elaboración: 10′ | Personas: 2 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 40 gr de piñones crudos
  • 5 o 6 tomates secos activados (remojados en agua durante unas 4 horas)
  • Una pizca de comino en polvo
  • Una pizca de pimentón dulce en polvo
  • Una pizca de sal rosa
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Un buen chorro de aceite de oliva virgen

img_8671

Elaboración

Poner todos los ingredientes en un recipiente y batir con la trituradora de brazo.

img_8673

El resultado es un paté buenísimo con un sabor muy similar al de la sobrasada.

Ideal para untar com tostaditas sin glúten o crudités de verduras, para aperitivos o como tentempié entre horas.

img_8676

Salud!

Dátiles Medjoul

El dátil es un fruto que previene de la palmera datilera, que se suele considerar parte del grupo de las frutas secas, pero lo cierto es que los dátiles maduran y se secan en la propia planta.

Los dátiles más blandos o tiernos son más dulces y contienen una mayor cantidad de azúcar, aunque en general todas las variedades maduras de dátil contienen un 80% de azúcares y por eso son calóricos y aportan mucha energía. Sin embargo a pesar de contener estas altas cantidades de azúcares naturales son un alimento de bajo índice glucémico.

La variedad Medjoul es el único tipo de dátil que puede ser recogido y comido fresco. Provienen de la zona de Jordania, Irán e Iraq. Israel suministra el 50% de los dátiles que se demandan mundialmente.

Tienen una importante cantidad de minerales, vitaminas y fitonutrientes. Contienen hierro, potasio, vitaminas B, A y K, hierro, cobre, magnesio y manganeso.

Son fáciles de digerir y su fibra ayuda a mover los desechos de forma fluida en el colon, por lo que previenen el estreñimiento y ayudan a prevenir la absorción del colesterol malo.

Contribuyen a muchos beneficios para la salud, como proteger contra el daño celular causado por los radicales libres, ayudar a prevenir un derrame cerebral,  enfermedad cardíaca coronaria, y el desarrollo de cáncer de colon, próstata, mama, endometrio, pulmón, y páncreas.

Su precio ronda éntrelos 14 y los 18 €/kg y los venden en tiendas naturistas y en algunas fruterías.

Son muy utilizados en cocina cruda porque se utilizan para endulzar en substitución del azúcar.

Yo suelo comer uno cada día como postre para saciar el deseo de comer algo dulce como toque final a mis comidas (ver receta “Capricho dulce de dátil con nuez”).

Son un postre o merienda maravillosa, pero hay que comerlos con moderación, puesto que los altos contenidos de fructosa pueden dañar la salud si se abusa de su consumo.

 

Aliño de mostaza y miel

Elaboración: 3′ | Personas: 2 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • Una cucharada sopera de mostaza antigua
  • 100 ml. de aceite de oliva
  • Una cucharadita de postre de miel sin pasteurizar

img_8738

Elaboración

Mezclar con una batidora de brazo los tres ingredientes y se formará una salsa con una consistencia tipo mayonesa.

img_8739

Como aliño esta consistencia puede resultar demasiado espesa, así que añadir un chorrito de agua y volver a triturar. Puedes ir añadiéndole agua, poco a poco, hasta lograr la consistencia deseada y poderla verter con facilidad sobre ensaladas, legumbres, arroces, quinoa, etc…

aliño mostaza y miel

Salud!