Champiñones con salsa pesto de pistachos

Elaboración:  30′  Personas : 4 o 5  Dificultad: Baja

Ingredientes:

    • 12 champiñones grandes enteros
    • Vinagre umeboschi ( o vinagre de manzana o de arroz)
    • Semillas de cáñamo para decorar (opcional)
    • Salsa pesto de pistachos : hojas de albahaca, pistachos, sal rosa, pimienta negra y aceite de oliva. Haz click para ver receta.

cruditeka.com

 

Elaboración:

Lavar los champiñones y quitarles el pendúnculo.

Los 12 pedúnculos se triturarán, con una batidora de brazo o de vaso,  junto con un bolecito de salsa pesto de pistachos, y con la mezcla resultante rellenaremos los champiñones.

Emplataremos los champiñones sobre un lecho de hojas verdes crudas ( yo he usado canónigos) aliñados con vinagre y AOVE.

Espolvorearemos unas semillas de cáñamo sobre cada champiñón.

cruditeka.com

cruditeka.com

Yo he elaborado la receta con los champiñones en crudo, por lo que es 100% crudivegana, sin embargo, si lo prefieres, puedes hornearlos durante 10 minutos a una temperatura de 170º y proceder a su relleno después.

De ambas formas están espectacularmente ricos!

Que aproveche!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Salsa pesto de pistachos

Elaboración:  5′    Dificultad: Baja

Ingredientes:

    • Un puñado de hojas de albahaca fresca
    • Un puñado de pistachos pelados
    • Unos 100 ml. de Aceite de oliva virgen estra
    • Una pizca de sal
    • Una pizca de pimienta negra.

cruditeka.com

 

Elaboración:

Procesar todos los ingredientes batiéndolos conjuntamente en un recipiente con una batidora de brazo.

IMG_9040

Verter la mezcla en un bol pequeño y la salsa estará lista para usar.

Si la mantienes dentro de tu frigorífico se conservará durante varias semanas.

cruditeka.com

Es una salsa muy versátil, 100% cruda, que tanto sirve para acompañar crudités, para rellenar hortalizas ( como por ejemplo champiñones) e incluso como aliño para ensaladas o pastas.

Espero que te guste!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Chips de kale

Elaboración:  30′  Personas : 4 o 5  Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • 1 col kale (o cualquier otro tipo de col)
  • Para la salsa:
    • 100 gr. de anacardos
    • 1 cucharada sopera de sirope de arce (o de ágave)
    • 1 cucharada de miso (mejor sin pasteurizar)
    • ¼ pimiento rojo
    • Agua para ajustar consistencia

cruditeka.com

cruditeka.com

 

Elaboración:

Triturar los ingredientes de la salsa y reservar.

cruditeka.com

cruditeka.com

Separar las hojas del tallo de la col, limpiarlas y trocearlas.

(Para separar las hojas basta con que agarres el tallo con un mano y con la otra deslizar las hojas en dirección contraria).

cruditeka.com

Verter las hojas troceadas en un bol e incorporar la salsa con movimientos suaves y muy envolventes (para evitar estrujarlas y que pierdan consistencia para favorecer que queden crujientes), e ir incorporando la salsa a las hojas de col.

cruditeka.com

Extender las hojas sobre una bandeja de horno forrada con papel y hornear durante 25  minutos a 150º

cruditeka.com

Una vez sacadas del horno, dejar enfriar y estarán listas para comer.

cruditeka.com

cruditeka.com

Apúntate a la moda de los chips vegetales y elabóralos tú misma, ya ves que es muy sencillo. Podrás comer todas las que quieras, sin remordimientos ni culpas, porque además de saludable son muy ligeras y poco calóricas.

Saludos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Caviar de aceituna

Elaboración: 5‘ | Dificultad: Baja

Ingredientes:

  • Un bote de aceitunas negras deshuesadas
  • 2 Cucharadas soperas de tahini
  • Un chorrito de zumo de limón
  • Hojas de 2 ramitas de romero fresco
  • Hojas de 2 ramitas de  tomillo fresco

cruditeka.com

Elaboración :

Triturar todos los ingredientes de la receta con tu batidora (puede realizarse perfectamente con una batidora de brazo corriente). Además, no hace falta que quede una mezcla excesivamente y homogénea, pues el triturado en basto le dará una apariencia de caviar más realista.

cruditeka.com

El resultado es este paté- caviar vegetal.

cruditeka.com

Puedes usarlo para picar untando una tostadita, o bien para acompañar unas crudités de tus verduras favoritas.

Y también para aliñar ensaladas, como ésta que te muestro a continuación, que es una sencillísima ensalada de lechuga romana y puerro, pero que al aliñarla con el caviar de aceituna adquiere una originalidad y un sabor estupendo.

cruditeka.com

Espero que aprovechéis estas ideas para hacer con pocos y sanos ingredientes vegetales unas recetas que sorprenderán a todos.

Besitos!!!

Paté de shiitakes y champiñones

Elaboración: 20′ | Personas: 4 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 100 gr. shiitakes
  • 250 gr. de champiñones
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla tierna mediana
  • 1 manzana Fuji
  • 1 cucharada sopera de tamari ( o salsa de soja)
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • Zumo de medio limón
  • Una uña de jengibre

Una pizca de sal marina

Opcional: Semillas de sésamo para decorar.

cruditeka.com

Elaboración

Lavar y trocear las setas, la cebolla, y la manzana.

Poner todos los ingredientes en el vaso de una trituradora ( de vaso o de brazo o en tu Thermomix) y triturar hasta que quede la consistencia de paté bien homogénea.

cruditeka.com

Poner en un recipiente de cristal con tapa y guardar en el frigorífico.

Puedes decorar con unas semillas de sésamo.

cruditeka.com

cruditeka.com

Es un paté muy sabroso que refuerza nuestro sistema inmunológico y nuestro sistema digestivo pues activa las enzimas y ayuda a metabolizar los alimentos.

La receta original es de Recetas sin horizontes, pero la he adaptado un poco haciendo la versión raw del paté.

No olvides que si utilizas salsa de soja en lugar de tamari, y puesto que la salsa de soja se fermenta con trigo y entonces el paté contendrá algo de gluten.

Con unas tostaditas o con cualquier crudité tienes una combinación perfecta de salud y de pocas calorías.

Anímate a probarlo!

Salud!

Leche de anacardos

Elaboración: 5′ | Personas: 1 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 100 gr. de anacardos (crudos y sin remojar previamente)
  • 1 litro de agua

cruditeka.com

Elaboración

Triturar los anacardos con el agua hasta que adquiera la consistencia de la leche.

cruditeka.com

Y listo!!!

cruditeka.com

cruditeka.com

Pues sí, tan sencillo como esto:  triturar agua y anacardos!! Increíblemente rápida de elaborar esta leche de origen vegetal, que no contiene ningún aditivo, ni azúcar ni gluten ni lactosa. Se digiere muy fácilmente, y tiene un sabroso sabor.

No necesita ni tiempo de remojo de los anacardos ni tampoco necesita ser filtrada una vez triturados los ingredientes, pues la cremosidad del anacardo permite que la textura de la leche sea homogénea y uniforme.

Puedes añadir como endulzante un poco de ágave pero ten en cuenta que los anacardos ya son por sí mismos dulces.

Si la mantienes en una botella de cristal bien tapada en el interior del frigorífico se conserva hasta 6 o 7 días sin problema.

Con un litro de agua, la consistencia de la leche es la típica de una leche vegetal, es decir, algo más líquida que la leche de origen animal. Si deseas un efecto más cremoso y espesito, simplemente disminuye al gusto la cantidad de agua del triturado.

Antes de servirte, agita cada vez la botella porque, como ocurre con todas las leches vegetales, suele depositarse la parte más espesa de la leche en el fondo de la botella. Con un simple movimiento se homogeneiza todo de nuevo.

Salud!

Un medicamento para el hígado

La alcachofa, conocida científicamente como Cynara, es un vegetal que se recoge en primavera, que esconde bajo sus hojas un auténtico bolsín de minerales y vitaminas, por lo que conviene consumirla cruda para aprovechar todas sus propiedades.

cruditeka.com

Durante la Edad Media era uno de los alimentos más caros que existían porque a él se le atribuían propiedades curativas.

Posee importantes PROPIEDADES  que aconsejan su consumo:

1.-Es un verdadero medicamento para nuestro hígado.

  • Porque limpia, desintoxica y depura el hígado graso, ayudándole a la eliminación de toxinas y sustancias nocivas. Por ello es también un gran remedio contra las tan temidas “resacas” provocadas por la ingesta excesiva de alcohol.
  • Porque ayuda a regenerar hígados dañados y a tratar hígados inflamados.
  • Porque favorece y mejora la función hepática
  • Disminuye el nivel de triglicéridos y de colesterol mal, y aumenta el HDL (colesterol bueno).
  • Mejora los problemas de hipertensión

2.- Es un potente diurético

  • Elimina retenciones de líquidos
  • Elimina toxinas
  • Es ideal para problemas de artritis, enfermedades hepáticas, problemas circulatorios y para disminuir grasas en caso de obesidad.

3.- Regulador del tránsito intestinal

  • Evita tanto problemas de estreñimiento como de diarreas puesto que favorece un tránsito intestinal regulado y equilibrado.

4.- Mejora la digestión

  • Alivia la acidez de estómago
  • Gracias a la cinarina ayuda a realizar la digestión de las grasas
  • Ayuda a la eliminación el flujo de las bilis

5.- Aporta micronutrientes a nuestro organismo

  • Posee gran cantidad de vitaminas y minerales entre los que destaca el magnesio, el potasio, el sodio, el hierro, la vitamina A y la vitamina B.

6.- Recomendable su consumo en casos de obesidad

  • Es muy poco calórica
  • Por sus propiedades diuréticas ya explicadas
  • Porque al ser tan fibrosa, aporta sensación de saciedad y ayuda a controlar el apetito.
  • Ojo con las milagrosas “dietas de la alcachofa”, yo no soy partidaria de dietas poco variadas y centradas sólo o mayoritariamente en la ingesta de un solo alimento. En mi opinión este tipos de dietas son demasiado poco calóricas, no aportan los nutrientes necesarios al organismo y tienen casi siempre efecto rebote provocando que cuando se terminan se vuelva a los hábitos alimentarios anteriores.

7.- Recomendable para diabéticos

  • Por la acción de la inulina disminuye el nivel de azúcar en sangre, por lo que ayuda a combatir y prevenir la diabetes.

8.- Beneficia el estado de la piel

  • Drena el exceso de grasa
  • Evita la celulitis, la dermatitis, el acné o los eczemas

A continuación os explico dos pequeños trucos:

  • TRUCO 1 : Cuidado! Se oxidan con facilidad! Para evitar su oxidación, y por tanto, para posibilitar que mantengan su bonito aspecto y claro color, a medida que las vas manipulando para utilizarlas en cualquier receta ( es decir, justo después de deshojarlas, de pelarlas, y/o de cortarlas) las puedes ir sumergiendo en una solución de agua con zumo de limón.

cruditeka.com

  • TRUCO 2: Si la alcachofa no es muy muy joven, en su interior se habrán formado esos incómoda y molesta “pelusilla”. Sácala fácilmente con la punta de un cuchillo bien afilado de esta forma:

cruditeka.com

cruditeka.com

cruditeka.com

Consume este preciado vegetal para beneficiarte de todas sus propiedades.

El té de alcachofa, por ejemplo, se prepara en un momentito y es ideal para brindarle una sesión detox a tu hígado.

Si te atreves, prueba a comerlas crudas, asegurándote de que no perderás ninguno de sus nutrientes con la cocción. Puedes usarlas en ensalada (ensalada de alcahofas).

Si no te atreves con el crudo, recuerda que en el apartado de Recetas de Cruditeka tienes también unas estupendas Alcachofas cocidas con salsa de menta.

Leche de almendras exprés

Elaboración: 3′ | Personas: 1 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • Una cucharada sopera de pasta de almendras
  • 500 ml. de agua

Opcional

  • Una pizquita de sal rosa
  • Una pizquita de canela molida
  • Una pizquita de jengibre molido
  • Un chorrito de ágave

cruditeka.com

cruditeka.com

Elaboración

Con la batidora de brazo mezclar una cucharada sopera de la pasta de almendra con el agua.

Puede añadírsele un chorrito de sirope de ágave, una pizquita de sal, un poco de canela molida y un poco de jengibre molido.

Imagen 14

Y el resultado es una leche almendrada y aromática, de origen vegetal, que nos permiten reservar para los terneritos la leche de vaca.

cruditeka.com

A ver si te animas a coger el hábito de hacer tú mismo la leche en casa!

Leche vegetal 100% natural, sin lactosa, sin gluten, sin azúcar, sin aditivos de ningún tipo, ni conservantes. Se conserva tres días en la nevera. Puesto que no contiene emulsionantes puede que se separe un poco el agua quedando en la base del recipiente la parte más espesa de la leche, en ese caso, menear un poco con una cucharita y enseguida volverá a coger textura.

Ésta es una manera ultra rápida de tener siempre leche en tu nevera. Hay otras formas algo más laboriosas (aunque  fáciles a la vez)  de hacer leche vegetal, (ya os lo explicaré en otra ocasión), pero el resultado de la leche exprés, es óptimo teniendo en cuenta la relación calidad-tiempo en su elaboración y lo natural y saludable que es.

El bote de crema de almendras se mantiene, una vez abierto, durante mucho tiempo en la nevera, varios  meses incluso, y por tanto se ha convertido en una alimento  básico y recurrente en mi nevera (pasa lo mismo con el tahini, el miso y la mostaza antigua, … siempre tengo un bote de cada uno de ellos en su interior).

Salud!

Queso de untar “Philadelphia”

Elaboración: 15′ (8h. reposo en frigorífico)| Personas: 4 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 400 gr de yogur natural de soja (sin azúcar ni endulzantes)
  • Sal rosa
  • Tomillo seco en polvo
  • Romero seco en polvo
  • Orégano seco
  • Pimienta negra en polvo
  • Necesitarás una gasa o trapo de algodón de agujeritos muy pequeños

foto1

Elaboración

Verter el contenido del yogur de soja sobre el trapo.

foto2

Atar el trapito en forma de haz, de manera que presione un poco el yogur.

foto-3

El yogur debe soltar todo el agua y líquido que tenga sobre un colador, al que colocaremos un recipiente debajo. La base del colador no debe tocar el fondo del recipiente, pues en ese caso el yogur no se escurriría bien.

Dejamos el yogur durante al menos 8 horas escurriendo dentro de la nevera.

Transcurrido este tiempo lo sacamos del trapo y lo ponemos en un recipiente.

foto4

A continuación, lo aliñamos con sal, pimienta negra y las demás especies enumeradas en la lista de ingredientes.

foto-5

Ya está listo para comer!

foto-6

Su sabor imita a la perfección el sabor del queso de untar que se vende en los comercios, pero éste resulta mucho más sano porque no contiene lactosa, ni azúcares, ni aditivos, ni conservantes, y, además, es de origen vegetal.

Salud!

Pan integral

Elaboración: 20′ (2h. reposo masa)| Personas: 4 (1 barra de pan) | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 250 gr de harina integral de espelta
  • 250 gr. de harina integral de centeno
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • Pipas de calabaza (opcional)
  • 375 ml. de Agua templada
  • 1 cucharada sopera rasa de sal

foto-1

Elaboración

Mezclar con una cuchara de madera o con una espátula todos los ingredientes, menos las pipas de calabaza, en un bol. Añadir el agua e integrarla mediante la espátula o cuchara con la mezcla de harinas. Esta fase de mezclado te llevará sólo unos tres minutos, el agua se integra en la harina de forma muy fácil y sin esfuerzo ni complicación.

foto-2

Tapar el bol con papel film y dejar reposar la masa mínimo durante dos horas para que fermente. Para que fermente bien el reposo se puede hacer cerca de una fuente de calor, por ejemplo, cerca de un radiador, o bien cerca del horno encendido,… Cuando la masa fermenta, crece su volumen y aparecen unos agujeritos en ella. Cerca del calor, con dos horas de reposo ha fermentado seguro.

foto-3

Preparar un recipiente para hornear rectangular de unos 25 cm de longitud. Forrarlo con papel de horno y encender el horno para que esté bien caliente cuando metamos el pan para su cocción.

foto-4

Cuando la masa ya haya fermentado, verterla en el molde. El vertido es fácil porque se vuelca la masa poniendo boca abajo el bol donde ha fermentado, de manera que ésta se precipita sobre el recipiente de hornear con un poco de ayuda de la espátula o cucharada de madera. Repartir bien la masa con la espátula por el molde. Mojar el filo de un cuchillo ( para que no se pegue) y hacerle unos cortes longitudinales a la masa para que airee al cocer.

foto-5

Si se desea, puede adornarse con pipas de calabaza por encima en este momento, presionándolas un poco para que no se despeguen con el horneado.

foto-6

Como ya tendremos el horno bien caliente, ya podemos introducir el pan para hornealo durante una hora de la siguiente manera: los primeros 25 minutos a una temperatura de 220 grados, y los posteriores 35 minutos a una temperatura de 175 grados.

Una vez transcurrido este tiempo sacar el molde del horno.

foto-7

El desmoldado del pan lleva menos de 10 segundos porque el pan sale con una facilidad increíble sólo levantando el papel de hornar con el que hemos forrado el bol.

foto-8

Una vez el pan se haya enfriado ya se podrá comer.

foto-9

foto-10

Este pan es muy fácil de hacer y está buenísimo! Es un éxito total.

Salud!