Músico, dulce melodía para los sentidos

Elaboración: 2′ | Personas: 4 pan | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • Un puñado de nueces de Macadamia

untitled

  • Unos dátiles Medjoul

datils

  • Un puñado de nàbius deshidratados

nabius

  • Un puñado de pistachos

untitledfastuc

  • Un puñado de papaya deshidratadapapaya

Elaboración

Se trata tan sólo de emplatar un puñado de frutos secos de cada una de las tipologías escogidas en un plato que se colocará en el centro de la mesa para que los comensales vayan “picoteando” este postre.

plat

Se puede acompañar de un licor natural de frutas, en este caso he utilizado uno de mandarina.

mandarina

El músico es un postre que consiste en una mezcla de frutos secos. Con la gran variedad de frutos que nos da la naturaleza y que se comercializan, los postres de músico suelen siempre estar compuestos de almendras, avellanas, higos, y orejones y de un vasito de vino moscatel como acompañamiento. Sólo con un poco de imaginación, esta receta readaptada de un postre tan tradicional y clásico como es el músico, causará un efecto sorpresa a los invitados.

Salud!

Polvorones

Elaboración: 20′ (+ 8h. Deshidratación ó horneado)  | Personas: 4 (10 unidades) | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 150 gr. de almendra molida
  • 6 cucharada soperas de aceite de coco
  • 75 gr. de azúcar de coco
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de ralladura de piel de limón
  • 1 cucharada rasa de estrellas de anís solidam

Polvorones

Elaboración

En primer lugar, con una trituradora de brazo, moler el azúcar de coco para que quede bien fino.

Polvorones

Acto seguido mezclar en un bol todos los ingredientes de la lista para formar la masa y una vez hecha, hacer porciones individuales con la masa. Es más fácil si se utilizan moldes.

Polvorones

Podrían comerse así, pero para que la masa adquiera una consistencia de polvorón, recomiendo utilizar el deshidratador. Si no tienes deshidratador, mételos en el horno a una temperatura constante de 40 grados durante 8 horas (4 horas primero y luego le das la vuelta a los polvorones y los mantienes 4 horas más. Dejar atemperar y mantener siempre dentro de la nevera.

untitled-ii

Pueden rebozarse con cacao, cúrcuma, canela y/o sésamo.

untitled-iv

Salud!

Pan de higos

Elaboración: 20′ (+ 8h. Deshidratación ó horneado)  | Personas: 1 pan | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 100 gr. de higos secos
  • 30 gr. de nueces o de pistachos
  • 30 gr. de almendras crudas
  • 50 gr. de almendra molida
  • 1 estrella de anís molida
  • ½ cucharadita de canela
  • 2 clavos molidos
  • Piel seca de mandarina molida

untitled

Elaboración

Poner en remojo los higos cortados a trocitos tamaño uña durante al menos 30 minutos.

Si no están ya molidos, en la batidora de brazo o túrmix triturar la estrella de anís, los clavos y la piel de mandarina.

Transcurrido el tiempo de remojo de los higos, escurrir el agua y ponerlos en un bol junto con el resto de los ingredientes, y mezclarlos todos bien.

Formar un pan redondito de unos 5 cm. de grosor con la masa.

untitled-ii

Deshidratar en un deshidratador o bien hornear durante 8 horas ( 4 horas por cada lado) a una temperatura de 40º. Finalizado el horneado, mantener en la nevera.

untitled-iii

Al no superar en ningún momento los 40º de temperatura es un alimento que mantiene todas sus propiedades y nutrientes intactos, pero a la vez, sin la sensación de estar comiendo crudo.

Salud!

Cada cosa por su nombre

El vegetarianismo es un tipo de alimentación basado principalmente (aunque puede ser que no exclusivamente), en la ingesta de alimentos vegetales: plantas, verduras, frutas, legumbres, granos, cereales, semillas, frutos secos, setas y algas.

Esta alimentación puede seguirse bien por motivos ideológicos, pues son muchos los vegetarianos que están en contra de las grandes industrias alimentarias donde los animales son maltratados para poder abastecernos a nosotros de comida, o bien por motivos de salud, pues es un modo de alimentarse muy beneficioso para nuestro cuerpo al incorporar una gran ingesta de ingredientes nutritivos (como son las frutas y las verduras).

Y aunque comen mucha proporción de vegetales, algunos vegetarianos optan por el consumo de algunos alimentos de origen animal, si bien ninguno de ellos se alimenta de carne roja.

Hay muchos tipos de clasificaciones y mucha confusión de terminología “veg”. En función del tipo de alimentos de origen no vegetal que coman las personas, los vegetarianos pueden ser de distintos tipos:

  • Semi-vegetariano: dieta consistente en alimentos vegetales, productos lácteos, huevos, pescado y/o pollo. Es decir, que se elimina sólo la carne roja de la dieta.
  • Lacto-ovo-vegetariano: dieta consistente en alimentos vegetales, además de productos lácteos y huevos.
  • Lacto-vegetariano: dieta consistente en alimentos vegetales, además de algunos o todos los productos lácteos (leche, yogures, mantequilla…).
  • Vegetariano estricto: alimentación sólo a base de vegetales, sin ningún alimento de origen animal, por tanto no comen ni carne (sea del tipo que sea), ni pescado, ni lácteos ni huevos.
  • Crudivegetariano: se basa en una alimentación sólo a base de vegetales crudos, o deshidratados o cocinados siempre a una temperatura por debajo de los 42 grados, para evitar que el calor destruya los nutrientes.
  • Fructívoro o frugívoro: Puesto que los vegetales son seres vivos, hay una tendencia vegetariana mucho más estricta que considera que comer vegetales destruye vida y por tanto las personas fructívoras basan su alimentación en el consumo de frutas, eliminando las verduras hoja verde de su dieta por considerar que con su alimentación destruyen vida de seres vivos.

¿Y el veganismo? ¿Dónde colocamos esta pieza del puzzle?

El veganismo es un sistema o estilo de vida. No sólo se trata de una dieta u opción alimentaria de origen exclusivamente vegetal (en este sentido alimentario un vegano come igual que un vegetariano estricto) sinó que es también una filosofía de vida que se basa en el respeto hacia los animales, considerándolos como individuos con intereses que merecen ser respetados. Es una opción o estilo de vida respetuoso tanto con los animales como con la naturaleza. Y este respeto no sólo se plasma en la alimentación, sino que también se extrapola a otros ámbitos de la vida, de modo que los veganos tienden, por ejemplo, a evitar vestirse o calzarse con vestimentas de origen animal y a no usar cosméticos cuyos ingredientes tengan procedencia animal.

Existen muchas razones para convertirse en vegetariano o vegano. Una de las más habituales son los beneficios que estas dietas reportan para la salud pues tienden a ser bajas en grasas saturadas. De hecho, nos protegen contra numerosas enfermedades, como los problemas cardiacos, el cáncer y los trastornos metabólicos.

¿Qué soy yo?

He creído necesario aclarar estas cuestiones de terminología con este post para que llamemos a cada cosa por su nombre, pero no soy partidaria de tener que seguir íntegramente ninguna opción de alimentación preestablecida o “de Manual”. En el apartado del Blog “Mi alimentación” ya explico que no sigo 100% ninguna de estas dietas. De lunes a viernes, mi dieta es aproximadamente un 75% crudivegetariana. Excepcionalmente, sobre todo los fines de semana o cuando tengo algún evento social me convierto en omnívora, pero a la vez, intentando respetar la dieta que sigo entre semana, porque realmente he podido comprobar que es la que me sienta mejor. Lo que sí he suprimido casi de forma radical son los embutidos, quesos, azúcares, bollerías, fritos, rebozados y alimentos procesados o precocinados.

Comer saludable y sano es mi opción y mi elección, y estoy encantada con ello. La alimentación se ha convertido para mí en una oportunidad para experimentar, para sentir, para cuidar de los míos y para cuidarme a mí.

Te animo a que te familiarices, aunque sólo sea en algún aspecto, con las dietas “veg”.

Una semanita sólo. Si después de esos siete días sientes algo especial, sigue con ello, otra semanita más. Y así, poquito a poco, y sin dejar todo de golpe, y sin autoimponerte nada que te resulte demasiado sacrificio quitar de tu dieta, quizás te vayas animando a hacer un pasito más. Y luego otro, y después otro más…. Pasito a pasito, si tú quieres, en Cruditeka recorreremos un camino juntos.

Gracias por leerme!

 

Guacamole de mango

Elaboración: 10′ | Personas: 2 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 1 mango
  • 1 aguacate
  • ¼ de cebolla tierna
  • 1 tomate maduro
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • Sal rosa
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

img_8773

Elaboración

Lavar, pelar y cortar a trocitos muy pequeños la cebolla, el tomate y el mango.

Pelar el aguacate y trocearlo. Añadirle un chorrito de zumo de limón y otro de aceite de oliva, y a continuación machacarlo con un tenedor.

Mezclar el aguacate machacado con los trocitos de cebolla, el tomate y el mango, y aliñarlo todo con un poco de sal, aceite y perejil fresco picado.

img_8775

Es un guacamole con un toque diferente ideal para acompañar con tostadas, con crudités de hortalizas o con endivias.

Salud!

Guacamole básico

Elaboración: 5′ | Personas: 2 | Dificultad: Baja

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro
  • 2 cs de zumo de limón
  • una pizca de sal
  • un poco de pimienta negra
  • un chorrito de aceite de oliva

guacamole básico

Elaboración

Pelar el aguacate , sacarle la semilla y cortarlo a trozos. Triturarlo, junto con los demás ingredientes con la trituradora de brazo.

img_8844

Puedes decorarlos con algún topping o superfood. Esta vez yo le he espolvoreado unas semillas de cáñamo.

guacamole básico

Salud!

¿La semilla del aguacate se puede comer?

El aguacate

Es el nombre del fruto y también de un árbol originario de América Central y Méjico que puede llegar a hacer 20 metros de altura. Sólo se puede cultivar en climas sin heladas, tropicales o subtropicales.

El fruto del aguacate ayuda a mejorar los niveles de colesterol y a la vez a estabilizar el ritmo cardíaco (por ello se dice que es bueno para los atletas). Una pieza de esta fruta ofrece grasas mono-insaturadas, ácido oleico y alfa-linoleico (conocido popularmente como ácidos grasos Omega 3).

Ayuda en el crecimiento y la reparación de la masa muscular por contener una buena cantidad de proteínas, potasio y zinc, mucho más que los plátanos.

También disminuye la inflamación de las articulaciones (está recomendado para los casos de artritis) y ayuda a reparar los cartílagos gracias a los ácidos grasos esenciales y las vitaminas del grupo E.

Por su aporte de fibras ralentiza la descomposición de carbohidratos y por eso nos hace sentir saciados por más tiempo.

Mejora el sistema inmunológico gracias a su alto contenido de carotenoides.

Esta fruta se puede consumir cruda con ensalada, con vegetales, sola, con tostadas, etc.

Hasta aquí, probablemente no os he explicado nada nuevo, pero quería hablaros de la tendencia que hay en afirmar que el 70% de los aminoácidos del aguacate se encuentran en su semilla y que ésta debería comerse para aprovechar sus beneficios

avocado-1712583_1920

Aunque pueda parecer un poco extraño, se asegura en diversos foros de alimentación y nutrición, que esta semilla grande, redonda, similar a una pelota de madera, se puede consumir ya sea molida, rallada, tostada o infusionada, añadiéndola a ensaladas, batidos, infusiones y licuados, y que, usada para diferentes preparaciones, sean crudas o cocidas, aporta grandes beneficios.

Se le atribuyen contenidos antioxidantes, ácidos grasos esenciales, vitaminas B6, C y E, y tener por tanto propiedades antiinflamatorias y potenciadoras del sistema inmunológico.

De su aceite se dice que permite reducir el colesterol y que defiende al organismo de enfermedades cardiovasculares o infartos, y a su vez, que puede aportar un brillo superior al cabello y tratar la caspa. También que es un excelente aliado para combatir la diarrea o las inflamaciones en el tracto gastrointestinal y que se usa en varios países para tratar infecciones o problemas digestivos, sin olvidar su capacidad de fortalecer el sistema inmune y evitar las enfermedades debilitantes, así como el envejecimiento prematuro.

Sin embargo, un estudio académico de 2013 sobre las propiedades nutrimentales de esta semilla, realizado por la Universidad de Pennsylvania State, parece indicar que los estudios sobre los efectos de la semilla de aguacate son todavía limitados.

El Departamento de Nutrición del Hospital Médica sur en Ciudad de México destaca las propiedades anti-hongos y anti-plagas de estas semillas pero no se atreven a usarlos para cultivos porque contiene toxinas y manifiesta que podrían sufrirse vómitos, diarrea o fiebre con su consumo. Aseguran que para ser seguro su consumo debería pasar por un proceso industrial para eliminar sus toxinas (algo parecido a lo que sucede con la stevia, que se tuvieron que eliminar las toxinas de la planta para poder ofrecerla al público como endulzante).

La Comisión del Aguacate de California tampoco apoya el consumo de esta semilla porque argumenta que no hay pruebas suficientes para estimar sus beneficios.

Dada la disparidad de opiniones que se encuentran yo no me atrevo a consumirla y por tanto recomiendo precaución.

Sin embargo, la parte del aguacate que los expertos y nutriólogos sí recomiendan de forma unánime es su parte blanda, el fruto.

Un estudio publicado en 2014 por la American Heart Association asegura que reduce el colesterol y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Pero !cuidado! Debe consumirse con moderación porque el fruto del aguacate contiene grasas que, aunque son buenas, en exceso podrían causar como efecto secundario el aumento de peso.

La porción ideal parece estar en un tercio de aguacate al día (o lo que es lo mismo, un aguacate cada tres días).